Aprende y ríe con chistes italianos

El sentido del humor caracteriza a los italianos  desde siempre y es cultivado en su sociedad aun en tiempos difíciles, manteniendo ese toque sarcástico que los hace capaces incluso de burlarse de sí mismo.El humor de los italianos se basa especialmente en exagerar y en las ironías por ello en cualquier lugar, bien sea en el hogar o en una reunión de trabajo los chistes italianos se hacen presente para llamar la atención con alguna anécdota o comentario jocoso para provocar al menos una sonrisa.

Aprender este maravilloso idioma puede ser divertido, los chistes o también llamados barzallette son también una pequeña muestra de su cultura a través de su característico humor ancestral. Aprender algún chistecito te hará interactuar como todo un nativo, y lograrás despertar el interés de cualquiera.

Para el sur de Italia es donde se caracterizan por tener un sentido del humor mordaz, por ello los cómicos más famosos de la televisión italiana provienen de esta zona del país. Así que ya sabrás que este comportamiento es muy común en esta región donde el italiano  tiene una fuente inagotable de bromas encontrando en cualquier aspecto de la vida una ocasión para reírse.

chistes italianos

Chistes italianos para romper el hielo mientras practicas el idioma y ries al mismo tiempo

A continuación veamos esta selección de chistes que hemos recopilado aprender italiano con un toque de humor.

 

Barzelletta # 1

“Un’insegnante di Catechismo sta spiegando i 10 Comandamenti a bambini di 5 e 6 anni. Mentre sta spiegando il comandamento ‘Onora tuo padre e tua madre’, chiede “Ce n’é uno che ci insegna come si trattano i nostri fratelli e sorelle?”

Senza batter ciglio un bimbo risponde prontamente “Non uccidere””

Traducción en español:

Una profesora de catequismo le está explicando los 10 mandamientos a niños de 5 a 6 años. Mientras explica el mandamiento “Honrar Padre y Madre”, pregunta: ¿Existe un mandamiento que dice como debemos tratar a nuestros hermanos y hermanas?
Sin perder tiempo un niño responde: “No matar”

Barzelletta # 2

Un ingegnere si presenta sul posto di lavoro. E’ il suo primo giorno.
Il principale gli mette una scopa in mano e gli dice:
– Ecco questa e’ una scopa. Come prima cosa potresti dare una spazzata all’ufficio…
L’ingegnere replica:
-Una scopa ? Ma guardi che io sono un ingegnere!!!
e il principale:
-Hai ragione, scusa… ti faccio vedere come funziona…

Traducción en español:

Un ingeniero en su primer día de trabajo.
El jefe le mete una escoba en la mano y le dice:
Esta es una escoba. Como primera actividad barre toda la oficina
el ingeniero replica;
¿una escoba? Pero si yo soy un ingeniero!!!
y el jefe le responde:
Tienes razón, disculpa…. déja que te explique como funciona…

Barzelletta # 3

I bambini sono stati fotografati in classe e l’insegnante tenta di persuaderli ad acquistare una foto di gruppo. “Pensate che bello quando guarderete la foto e direte: ‘Toh c’é Jennifer, ora é un avvocato’ oppure ‘guarda Michael, ora é un medico’.”

Traducción en español:

A un grupo de niños le han tomado una fotografía en clases, la maestra trata de convencerlos para que compren la foto de grupo: “Piensen que bello cuando verán la foto y dirán: Oh mira Jennifer, ahora es un abogado, oh mira Michael, ahora es un médico”
Una vocecita desde el fondo del salón dice: “Y mira la maestra, ahora está muerta”

Barzelletta # 4

Due studenti in ingegneria passeggiano per il Politecnico quando uno dei due dice all’altro, ammirato: “Dove hai trovato quella bici?”
Il secondo gli risponde:
“In realta’, mentre ieri passeggiavo ed ero assorto nei miei pensieri, ho incontrato una bellissima ragazza in bici che si ferma davanti a me, posa la bici in terra, si spoglia completamente e mi dice:
“Prendi quello che vuoi.”
Il primo annuisce e gli dice:
“Hai fatto bene, i vestiti sarebbero stati sicuramente troppo stretti.”

Traducción en español:

Dos estudiantes de ingeniería pasean por la universidad cuando uno le dice al otro admirado:
-¿dónde encontraste esta bicicleta?
El otro responde:
-En realidad, ayer mientras caminaba concentrado en mis pensamientos, me encontré una chica apuesta en bicicleta que se detuvo frente a mi, puso la bici en el suelo, se quitó toda la ropa y me dijo: “Toma todo lo que quieras”.
El primero responde complacido:
-Hiciste bien, la ropa te habría quedado muy pequeña