Aprendiendo el portugués de adaptación rápida y sencilla

Al momento de proponerte viajar a Portugal es muy importante tener  claro que debes plantearte también “defenderte en idioma en el portugués”. No se trata de una posibilidad, es realmente vital y muy pertinente aprender una serie de frases preestablecidas que se emplean en conversaciones cotidianas, es decir, de todos los días que te ayudaran como método para acelerar la comprensión del idioma. Es por ello que debes dar el primer paso, aprendiendo el portugués que te permitirá interactuar en las variadas situaciones del día a día.

aprendiendo el portugués

Aprendiendo el portugués para conversaciones cotidianas

Es una manera natural y fácil de aprender, es prácticamente, como los niños aprenden su idioma materno y como muchos de los inmigrantes que llegan a Portugal adquieren destrezas y conocimiento del idioma. Esta forma de aprendizaje se basa en las constantes interacciones que se suscitan minuto a minuto, hora a hora y día tras día, usando frases que componen los diálogos rutinarios y cotidianos de la jerga de la sociedad portuguesa.

Cabe destacar  que el portugués se desarrolló al oeste de la Península Ibérica debido a la evolución del latín. El portugués posee 9 vocales orales, y 19 fonemas consonánticos, aunque algunas variedades tienen menos fonemas (el portugués brasileño posee 8 vocales orales). Además hay 5 vocales que algunos fonólogos analizan como alófonos de vocales orales, 10 diptongos orales y 5 diptongos nasales. En total, el portugués brasileño posee 13 fonemas vocálicos. Además, el portugués es una lengua de acentuación compleja, ya que existen distintas pronunciaciones incluso dentro de las variantes del mismo idioma

Para desarrollar esta técnica debes basarte en las expresiones diarias y comunes que utilizas en tu idioma original (español). Sin embargo, el idioma italiano presenta varios sonidos (en el caso de la pronunciación original) que no existen en el idioma español, un  ejemplo de ello es la variación sonora que se produce la combinación de la letras “SAO”, la cual los hispanos parlantes podemos lograr cerrando la boca lentamente y manteniendo lo mas posible el sonido “OU” al final de la palabra.

Otro ejemplo de lo anteriormente reseñado esta representado en las palabras con dobles consonantes, tal y es el caso de la palabra “ALHO” (ajo), la cual tiene una pronunciación mas fuerte o incisiva. Cada vez que se presenta una doble consonante, se debe tomar la previsión de hacer un énfasis especial en esa letra, los hispanos hablantes podemos practicarlo haciendo una pequeñísima pausa en esa consonante.  Así mismo, las letras  “Q” acompañada de “UA” o de “UO” se pronuncia como una “CUA” “CUO.

La filosofía de este método de aprendizaje se basa en la oportunidad de aprender frases para hablar y poder comunicarte desde el primer momento, con la construcción de un vocabulario compuesto de frases básicas empleadas en acciones para: Conocer personas, hospedarte en un hotel, desenvolverte adecuadamente en un aeropuerto, solicitar los servicios de un taxi, en compras, solicitar ayuda, pedir direcciones, expresiones de dolor e incluso aquellas usadas para conquistar a esa persona que te atrae.

Esta técnica se posiciona como una herramienta positiva de gran utilidad, fundamentada en la utilización de frases comunes, de circunstancias de la vida diaria para iniciar el proceso de aprender la construcción de oraciones, palabras y expresiones usadas en conversaciones de todos los días.

El objetivo fundamental es viajar y defenderse con fluidez, confianza y determinación en el idioma portugués desde el primer día,  Esto te permitirá aprovechar mejor el tiempo en tus visitas a los sitios programados y al mismo tiempo podrás apreciar la calidez de los portugueses y portuguesas que te encuentres en tu viaje.

A pesar de que el idioma portugués, tiene sus grandes diferencias con el español,  al mismo tiempo permite comprenderlo pues son idiomas muy semejantes, así que sólo es cuestión de ponerle esfuerzo y dedicación en su aprendizaje y dejarse llevar con lo sonoro de su entonación para así lograr el objetivo, obtener una adaptación rápida a ese idioma que tanto misterio y misticismo como lo es el portugués.

Sin lugar a dudas, es  una oportunidad factible en lo económico que te abriría posibilidades donde se requiera comunicarte y relacionarte con confianza y fluidez. Además por supuesto,  con la finalidad de disfrutar de las bondades, desde el primer  momento que llegas a este maravilloso país costero.