Aprende y ríe con chistes en alemán

 Cuando hablamos de humor, podemos decir que no es una de las especialidades del alemán, lamentablemente es el estereotipo que se tiene. En este sentido, el chiste germano se caracteriza por ser más cerebral y es catalogado como de humor negro a diferencia del humor español más pintoresco que lleva ese toque de gracia que lo hace divertido y a veces cruel y hoy te mostraremos algunos chistes en alemán.

Chistes en Alemán, aprender también puede ser divertido

chistes en alemán

Lo cierto es que aprender chistes en otro idioma te puede ayudar a conocer nuevas palabras y sobre todo para familiarizarte con la cultura del país. Además,  se ha demostrado el alto valor del humor en el proceso educativo ya que fomenta un ambiente favorable para el aprendizaje, motiva la creatividad, hace más atractivo el tema de estudio, en este caso el alemán  y además nos ayuda a liberar tensiones mientras aprendemos, pues se ha demostrado que adultos y niños están más abiertos a aprender si se acompañan la enseñanza de  recursos interactivos y porque no, también una broma o anécdota simpática.

 En este post hemos seleccionado algunos chistes en alemán sencillos y cortos para aprender alemán con un toque de humor.

Cada linea cuenta con su traducción en español y en algunos casos se añaden notas para explicar algunos chistes.

#1

Fritzchen-Witze

 En alemán los chistes de Fritzchen son tan famosos como los  chistes de Jaimito  que conocemos en español.

 

Die Lehrerin fragt Fritzchen: “Wie viele Weltmeere gibt es und wie heißen sie?”
La profesora pregunta a Jaimito: “¿Cuántos oceanos hay y como se llaman?”

Fritzchens Antwort: “Es gibt sieben und ich heiße Fritz.”
Jaimito responde: “Hay siete y me llamo Jaime”

La clave de este chiste por  si no lo entendiste es que “wie heißen sie?” (significa 2 cosas en alemán: ¿Cómo se llaman ellos? y ¿Cómo se llama usted?

 

#2

 Frage: Warum stellen Ostfriesen leere Flaschen in den Kühlschrank? 

Pregunta: ¿Por qué colocan una botella vacía en la nevera los de Frisia oriental?

Antwort: Damit sie Gästen etwas anbieten können, die nichts trinken wollen
Respuesta: Para ofrecer algo a los invitados, que no quieren beber

 

#3

 “Nur keine Panik!”, beruhigt der Arzt den Patienten, “Wir haben diese Operation schon 30mal gemacht. Einmal muss sie ja klappen!”

“¡No tengás miedo!”, le dice el médico a una paciente,  ¿hemos hecho esta operación ya 30 veces. ¡Alguna vez nos tiene que salir bien!

# 4

Jürgen Klinsmann kommt in den Himmel und trifft am Himmelstor Petrus.
Jürgen Klinsmann llega al cielo y se encuentra en la puerta a Pedro.

Petrus: “Sie, hier? Wie haben Sie das Tor gefunden?”
Pedro: “Usted, ¿aquí? ¿Cómo ha encontrado la puerta?

La clave para entender este chiste es saber que Jürgen Klinsmann fue un delantero alemán con una popularidad de ser malo. Tor significa dos cosas puerta y gol.

 

# 5

Fritzchen fragt seinen Lehrer: “Herr Lehrer, kann man für etwas bestraft werden, was man nicht getan hat?”
Jaimito pregunta a su profesor: “Señor profesor, puede alguién ser castigado por algo que no ha hecho?”

Der Lehrer antwortet: “Nein, natürlich nicht. Das wäre ungerecht.
El profesor contesta: “No, por supuesto que no. Eso sería injusto.

Fritzchens Antwort: “Gut, denn ich habe meine Hausaufgaben nicht gemacht.”
Jaimito respondo: “Bien, entonces, no he hecho los deberes.

 

# 6

Frage: Warum essen Ostfriesen keine Brezeln?
Pregunta: ¿Por qué los de Frisia oriental no comen Brezeln?

Antwort: Weil sie den Knoten nicht lösen können
Respuesta: Porque no saben deshacer el nudo

Ayuda para entenderlo: el Brezeln es un pan/bollo que tiene un nudo.

# 7

“Papa, wenn ein Fußballspieler nicht mehr gut sehen kann, was wird dann aus ihm?”,

will Berni wissen.
“Papa, si un futbolista deja de ver bien, ¿qué pasa con él?”, quiere saber Berni
Sein Vater antwortet: “Dann wird er Schiedsrichter.”
Su padre le contesta: Él se dedica a ser arbitro.

 

#8

Ich habe meinen Hund verloren.
He perdido mi perro.

Schreib ein Zeitungsinserat.
Escribe un anuncio en el periódico.
Das hilft nicht, mein Hund kann nicht lesen.
Esto no ayuda, mi perro no sabe leer.

 

Estos chistes son una buena forma de ponerle un toque divertido a la enseñanza del idioma. Obviamente, es apenas un recurso que puedes aprovechar pero ten presente que hay formalidades del idioma que no se respetan en el lenguaje coloquial.

Te presentamos el siguiente video con un exponente del humor alemán.