Top 6 Ciudades más hermosas de Francia para disfrutar en invierno

Aunque el invierno es la estación menos popular de Francia en realidad hay muchas razones para visitarla. En este post conocerás las ciudades más hermosas del país galo para disfrutar este verano y todo lo que necesitas saber para que tu estancia sea la mejor.

ciudades más hermosas

Ciudades más hermosas de Francia en temporada invernal

Aunque no lo parezca hay muchas ventajas de viajar a Francia en invierno, una de ellas es que podrás escapar de la locura de multitudes que se convierten los principales lugares turísticos en temporada alta, además de ser una época por excelencia más económica, es decir que le permitirá ahorrar una buena cantidad de euros ya que los precios bajan en esta temporada, especialmente en cuanto a pasajes aéreos y alojamiento, y  a cambio tendrás excelentes actividades propias del invierno que serán absolutamente inolvidables. Los deportes de invierno son el gran favorito de esta nación para esta época, el esquí y el snowboard para la escalada en hielo son las grandes favoritas.

También tienes increíbles opciones tales como visitar destinos más suaves a lo largo de la Costa Azul y la Costa Vermella. Es el momento perfecto del año para visitar los baños termales de Francia.

Sin más preámbulos, entramos en materia y haremos un breve repaso por lo mejor de las ciudades más hermosas de Francia que debes conocer este invierno.

Lyon

Esta fascinante ciudad milenaria a los pies de las colinas de Fourviére y de la Croix Rousse, nos invita a dar un viaje por el tiempo y por las culturas. Su centro urbano está incluido en el Patrimonio Mundial y siendo una de las ciudades más grandes de Francia su oferta gastronómica y cultural es inmensa. Pasear por sus pasadizos secretos o traboules, es una aventura obligada (hay casi 500 muchos de ellos señalizados). Lo mejor es perderse sin rumbo y contemplar de la belleza de sus patios.

Para los amantes del arte no te puedes perder el Museo Lumiére, los miradores del Barrio de la Croix Rouge  y hacer un crucero en barco por el río Saona.

Montpellier

Por su cercanía con el Mediterraneo le atribuye  una poderosa influencia en esta ciudad. Su carácter abierto, su variado ambiente cultural y la abundancia de terrazas, restaurantes y tiendas conforman su alegre personalidad.

En el año 2012 New York Times la consideró como una de las 45 ciudades del mundo imprescindibles, Montpellier es sin duda un destino al que querras conocer a pie o bicicleta y recorrer los 11 kilómetros  entre viñas y lagunas que nos llevan al mar. Disfrutar de las vistas en las terrazas de las plazas de la Comédie y de Jean Jaurès y por supuesto disfrutar de un brunch típico barrio Port Marianne.

Nimes

Imponentes  los vestigios que el Imperio Romano dejo en esta ciudad, no puedes dejar de conocer el Anfiteatro Les Arénes, el Templo la Maison Carrée y  el acueducto.

Otra visista obligada son la Torre Magna y los Jardines de la Fuente. Famoso por sus ferias y por su tradición taurina. Recuerda coger una bufanda si la visitas en invierno, si el mistral hace acto de presencia entenderás por que te lo decimos.

Cannes

Cuando escuchamos su nombre, seguro lo recuerdas, Cannes es  ante todo la ciudad mundial de cine, su festival es, de gran relevancia a nivel mundial le ha dejado este gran sello.

No te vayas sin dar un paseo por el famoso bulevar la Croisette y sin visitar sus famosas boutiques.

Saint Tropez

 La ciudad de Saint-Tropez siempre nos recuerda a glamour y purpurina, además gente famosa, yates, playas de arena blanca, exclusivos clubs y arte.Se dice que allí no hay invierno, Es pequeño pero encantador, y conserva el aspecto de pueblo aunque esta muy preparado para el turismo de alto standing y la comodidad.

Sus imprescindibles son la Place des Lices, visitar el museo impresionista de LAnnonciade. Por supuesto no te vayas sin disfrutar del ambiente del puerto dando un paseo.

Estrasburgo

Alsacia es una de las territorios más hermosos e interesantes de Europa, es un genuino imán para los turistas. Rodeado de pueblos encantadores, estampas bucólicas, castillos impresionantes y una gastronomía a tono con la oferta de sus excelentes vinos. Esta gran metrópoli preserva su esencia medieval. Su centro histórico, llamado la Grande Île es sencillamente espectacular. Del mismo modo, no dejes de conocer el barrio de la Petite France, con sus canales, sus terrazas y ese encanto tan característico.

París, la ciudad de la luz, la urbe más glamorosa de Europa, la capital francesa es sencillamente deslumbrante en invierno, por doquier luce fascinante, veamos el siguiente vídeo con más de Paria en invierno.