Conoce el proceso de selección para un trabajo en Alemania

Si deseas obtener un trabajo en Alemania, no esperes más. Comienza a leer para que descubras los pasos principales que debes superar para trabajar en Alemania.

Trabajo en Alemania algunos consejos y tips sobre este proceso

Trabajo en Alemania

El sistema de empleo alemán cuenta con bases de datos en línea, que permiten a los buscadores de empleo en ese país, navegar y obtener información sobre vacantes y requisitos específicos, dependiendo del cargo del que se trate.

Para entrar como candidato para un cargo en Alemania, debes cubrir los siguientes pasos:

La asistencia a sesiones informativas:

Si tu meta es trabajar en Alemania, el servicio público de empleo en Alemania pone a tu disposición ciclos de sesiones de charlas para darte toda la información que necesitas saber que incluye un trabajo en Alemania. Estos puedes ser: Trabajar y estudiar, trabajar y aprender alemán, trabajar solamente… Y lo más importante que sepas es que algunos de estos programas poseen apoyo económico del gobierno alemán. Así que, infórmate al respecto.

El curriculum vitae y sus soportes:

Lo primero que debes saber es que, para trabajar en Alemania, deberás armar un curriculum vitae en estilo Europass que cubra las exigencias de la necesidad de empleo en el sector al que optarás en este país. Recuerda que a través del currículo resaltas tus mejores atributos como empleado.

Una vez que culminas la elaboración de tu curriculum, deberás registrarte en la bolsa de empleo de Alemania, a través del portal del servicio público de empleo estadal alemán (EURES) adscrito al Ministerio de Empleo y Seguridad Social, ubicado en España.

La entrevista:

Si un empleador requiere de una persona con tu perfil, entonces, a través de skype o personalmente se concerta la entrevista, la cual podrá ser en inglés o directamente en alemán, si tu manejo en este idioma es bueno.

El precontrato:

Luego de la entrevista, si has causado una buena impresión y la empresa alemana decide contratarte, te ofrecerá un precontrato en el cual la corporación te garantiza la reserva del cargo, mientras realizas trámites administrativos y legales para establecerte en Alemania.

Es importante que ese precontrato este debidamente firmado por las partes, ya que sino no constituye garantía alguna de reserva del puesto de trabajo en la empresa que te entrevistó.

Los trámites:

La homologación de documentos varía dependiendo del nivel educativo del que se disponga y de acuerdo a cada negociación estos trámites serán asumidos por el empleador o  correrán por tu cuenta.

Para un ciudadano de la comunidad europea será muy sencillo cumplir con los trámites para vivir en Alemania. Bastará con tramitar y obtener aprobado un permiso de residencia.

Para un extranjero, se sumarán requisitos adicionales, que dependerá de la nacionalidad que posea.

El traslado a Alemania:

El traslado dependerá de qué tan lejos te encuentres, pero una vez que tengas un precontrato, tu posibilidad de vivir en Alemania está garantizada. Podrás viajar en carro, tren o avión para llegar, y una vez en la ciudad, la búsqueda de alojamiento y acomodo será tu próximo paso a seguir. La decisión de contratar servicios de mudanza depende de tu presupuesto y la vía de viaje a este país también.

El programa de entrenamiento:

Algunas corporaciones, antes del otorgamiento de la plaza vacante a ti, y con el fin de que conozcas y manejes todos los procesos y términos de la organización, te someten a un plan de entrenamiento (trainee), con lapsos variables de duración (desde varias semanas a meses), donde lo más común aplicado en Alemania es de 1 mes.

En este período de tiempo, no sólo te interrelacionas con todo lo que rodea a tu empleador, sino que evalúas aspectos externos de estar en Alemania, como son: sus costumbres, la gastronomía, el modo de vida de los alemanes, y, lo más importante, que tan a gusto te sientes comunicándote en alemán.

La firma del contrato:

Una vez que apruebes tu plan de entrenamiento de la organización, y te sientas cómodo formando parte de la empresa y el empleador también esté satisfecho acerca de ti, entonces el paso siguiente será la firma del contrato laboral definitivo.

En función a lo anterior, esperamos haya sido de utilidad lo que aquí presentamos, demostrando que trabajar en Alemania no es tan engorroso como pensabas. ¡Es posible!