Conoce la ópera italiana

La ópera italiana forma parte de diversas influencias  musicales que han surgido en el transcurso del tiempo y dieron vida al melodrama, las cuales se conocen como la expresión cultural musical más completa producida en este país.

italiana

Historia de la ópera italiana, una expresión artística de la libertad y el amor

Un poco de historia

Si deseas ir un poco más allá de lo que se sabe comúnmente, entonces conoce la ópera italiana desde su creación, en 1637 nace en Venecia el teatro de ópera, un evento que formaba parte de las festividades del carnaval y además se convirtió en un espectáculo de moda, por lo que requería altos presupuestos por el gran número de veces que había que presentar el show.

Quienes componían y realizaban los libretos de estas obras en esa época, se basaban en personajes de la mitología, así como en poemas que narraban historias de caballeros y sus damiselas o en historias eróticas, destacando que este género actural y musical gira en torno a la exageración y a la burla.

Desde sus inicios fue uno de los espectáculos que mayor aceptación y agrado para el pueblo italiano, logrando así amoldarse a cualquier época musical, adoptando de manera correcta los cambios estéticos que han surgido en el paso del tiempo, sin dejar que el público pierda interés, por lo que sigue manteniendo un lugar importante en su cultura.

Las características más importantes de este género musical son:

  • Es una expresión dramática, envuelta en agradables melodías y una gran superficialidad.
  • El aspecto vocal es el más importante, dejando en segundo lugar los aspectos armónicos y orquestales, aunque con el paso del tiempo, este género se acentúa menos en la destreza vocal del intérprete.
  • En el desarrollo de la obra, hay momentos en lo que se debe lucir la brillantez vocal de los solistas, más que del conjunto escénico.
  • Si un personaje en el transcurso del drama es apuñalado por la espalda, no cae en medio de la escena, sino que comienza a cantar con voz en cuello.

Esta expresión artística expresa los sentimientos y la angustia de la sociedad italiana de aquella época y sirvió para expresar las ideas de libertad, unidad y patriotismo por las que los italianos lucharon durante el siglo XIX.

Entre los nombres más destacados de la ópera italiana están: Bellini, Puccini, Donizetti y Verdi, quienes se dieron la tarea de expresar la desilusión y el temperamento de la mujer, mostrándola resplandeciente, auténtica, dramática y natural como en Violeta, la Amelia de un ballo in maschera y la Gilda de Rigoletto.

Sus compositores

A lo largo de esta compilación hemos hablado algunos detalles sobre los inicios de la opera en Italia, ahora conoceremos un poco sobre sus compositores.

Rossini  Gioacchino: Este músico dió a sus melodías un carácter fresco, incrementando la cantidad de instrumentos de viento y con todo esto, indujo a innovar. También se le atribuye su impulso hacia la obra de carácter cómico. Entre sus obras se encuentran: La Cenicienta, La Urraca Ladrona, el Barbero de Sevilla, entre otras.

Después de alcanzar la fama en 1829, a la edad de treinta y siete años, renuncia a su pasión por escribir óperas.

Otros compositores de ópera, considerados más románticos que Rossini, son Donizetti y Bellini, creadores del bel canto, una técnica de entonación vocal, que se caracteriza por mostrar belleza y dulzura y es producto de grandes esfuerzos técnicos.

Vincenzo Bellini: fue gran admirador del trabajo de Rossini, llegó a ser su amigo y como él escribía en detalladamente la ornamentación vocal para cada parte de sus creaciones. Su carrera fue no fue larga, pero alcanzó la gloria con sus destacadas obras como Norma y los Puritanos, ésta última estrenada en 1935, fue el final de sus triunfos porque ese mismo año falleció.

Gaetano Donizetti: se destacó por componer un gran número de obras cómicas y obtuvo su mayor éxito con Lammermoor y su grandiosa obra maestra fue Don Pasquale, que se estrenó en Paris en 1843.

Guiseppe Verdi: estudió música en Milán y su obra se denomina realista por la sencillez y la espontaneidad plasmada en sus argumentos basados en la mitología y la historia, entre sus composiciones están Rigoletto y la Traviata.

Fue a finales del siglo XIX cuando surge el Verismo, una nueva corriente que se encarga de plasmar con música las emociones, usando argumentos reales de la vida.

Aquí una muestra de una de las obras de Verdi en este género musical y artístico:

Como podemos notar, Italia fue la madre y cuna de la ópera que gracias a estas hermosas obras aún podemos disfrutar dramas mitológicos, cómicos e históricos de una manera grata enriqueciéndonos culturalmente.