El placer de hablar italiano

El hablar italiano, podríamos compararlo con su excelente gastronomía, es un verdadero placer hablarlo y entenderlo y en realidad podría resultar difícil entender cuáles son las razones que hacen que el italiano sea un idioma tan encantador y que llame tanto la atención para aprenderlo.

Hablar italiano, un placer que debes experimentar

Hablar italianoHablar italiano

Más que una necesidad el hablar italiano se vuelve un verdadero placer, basta con tan solo escuchar el idioma para quererlo practicar, a continuación te mencionaremos por qué aprenderlo y qué lo hace tan encantador.

  • En primer lugar se podría considerar que hablar el italiano es un placer, cuando la lengua nativa es el español, esto se debe principalmente a que a los hispanoparlantes se les facilita su aprendizaje, por las similitudes tanto en palabras como en gramática.
  • Otra cosa que hace al italiano encantador es su musicalización es una lengua que posee un ritmo elegante, agradable y romántico tal vez esto se debe a que Italia posee una cultura rica en música y cinematografía.

Si necesitas más que esto para aprender este bello idioma ahora te mencionaremos algunas razones por las cuales debes aprenderlo:

  • Para comenzar si te gusta Italia y su cultura, su comida y gente y de verdad quieres apreciarlos al máximo, debes aprender el italiano, pues cosas tan sencillas como que la salsa boloñesa en realidad se llama salsa ragú, que los espaguetis no se deben comer con cuchara o que el café tan solo se debe tomar en la barra del bar después de comer son peculiaridades que se aprenden también a través de su idioma.
  • A pesar de que este idioma no es muy hablado en el mundo, hay que tomar en cuenta de que hay muchos italianos que viajan o que viven en diferentes partes del mundo. Al tener culturas con tantas similitudes a la nuestra, la conexión con los amigos de la bota europea es casi inmediata.
  • Por otra parte, los romanos del siglo I poseen una historia muy interesante y aunque no, lo creas, y estén tan lejos de nosotros, nuestra cultura viene en primera instancia de los griegos y en segundo lugar, tiene una influencia de los romanos.
  • Si visitas las ciudades de Roma o Florencia podrás conocer el momento histórico en el que nuestras culturas tuvieron origen y se desarrollaron. Por otro lado, hablar italiano, te puede llevar a entender un poco de latín… el cual da origen a casi todo.
  • Aprender el idioma, con tan solo algo de interés, puede resultar ser muy fácil, te aseguramos que aprender un poco de italiano, tal vez entender un poco y decir un par de frases y palabras no te va a llevar más de dos semanas.
  • Existen frases muy sencillas que no te llevara mucho aprender tales como:

“Hola, soy Cristina y soy de Madrid. ¿Tú cómo te llamas?” – “Ciao, sono Cristina e sono di Madrid. Tu come ti chiami?”

Como lo puedes notar apenas hay diferencias, esto se debe a que la gramática es muy parecida y el vocabulario también lo es.

  • La similitud en nuestras culturas es impresionante: el toque de humor sarcástico, La belleza de la música, la importancia de la relación con la familia, lo importante de comer en familia y compañía, nuestro marcado acento cuando hablamos otros idiomas y el amor incondicional por nuestra comida, hace que nuestras culturas sean muy parecidas y sea un verdadero placer hablar el italiano.
  • Por otra parte, el hablar otra lengua te ofrece la oportunidad de experimentar sonidos y significados nuevos, nuevas formas de expresarse, además de aportar seguridad, al conseguir romper con la barrera idiomática.

Lo agradables de hablar Italiano rompe totalmente con la dimensión de la utilidad comunicacional que pueda existir, incorporando los elementos del gusto, la belleza y el disfrute, pues con cada palabra que pronunciamos logramos notar lo agradable al oído, sin embargo el hablar italiano no sólo te ofrece placeres, sino también oportunidades, de conocer mejor sus famosos sitios turísticos, aumentan las posibilidades de conseguir trabajo y comunicarse con seres queridos, cuya lengua nativa es esta.

Independientemente de los motivos que te lleven a aprender este idioma, lograrás hacerlo con mucho gusto, pues su belleza te hará hacerlo con placer, tanto así que hará que aumente tu tiempo de dedicación al estudio.