El portugués para niños

Los padres buscamos siempre lo mejor para nuestros hijos y tú decidiste darle a tu hijo el regalo para que aprenda un nuevo idioma, pensando en que es importante para su futuro o simplemente porque te lo pidió en algún momento. Aquí te hablaremos sobre el portugués para niños.

el portugués

El portugués para niños. Guía práctica de cómo enseñarles el idioma a los niños.

Existe la falsa creencia acerca de aprender un segundo idioma que esto solo se logra si el niño desde muy pequeño comienza a hablar ambas lenguas, como generalmente sucede cuando los padres son de nacionalidades y lenguas maternas diferentes.

Te tengo una buena noticia con respecto a esa creencia: se trata de un mito, los niños tienen la capacidad de aprender más rápido cualquier idioma y esto, además, los ayuda a desarrollar su cerebro de manera diferente, y aumenta su autoestima, porque se sienten capaces de emprender retos desde pequeños, ser constantes y conseguir la meta propuesta más allá del estándar.

La mayor responsabilidad recae sobre los padres, quienes tienen un corazón dispuesto y la difícil tarea de motivar y ayudar al niño durante todo su aprendizaje.

Si el infante habla español seguramente será muy fácil para él reconocer el parecido que existe entre ambos idiomas y comenzarás a ver resultados en corto tiempo, pero es muy importante recordarte como padre que debes apoyarlos, más no presionarlos, porque si el niño siente presión para hablar la nueva lengua, posiblemente se bloquee y será más difícil que disfrute el aprendizaje y que avance en este propósito.

Aprender un nuevo idioma lleva tiempo: se considera que en los primeros 6 meses su cerebro está trabajando al respecto y de allí en adelante posiblemente comenzará a formular oraciones correctamente.

Aquí te describimos la forma de cómo pueden los padres ayudar durante el proceso de aprendizaje de portugués su hijo:

  • Buscar la metodología más idónea o un buen instituto de idiomas y además informarte con otros padres, visitando el lugar para conocer los resultados que han visto en otros hijos estudiando allí.
  •  Si el caso es que el niño es hispano parlante, entonces, comienza haciendo una lista de palabras sencillas que son iguales en portugués y en español, sobre todo ten claro, que existen palabras que se escriben igual, pero su significado es diferente.
  •  Comienza enseñándoles el abecedario, los colores, los días de la semana, los meses, a saludar y despedirse, solo frases sencillas y cotidianas.
  •  Busca videos interactivos, para que refuerce todo lo mencionado anteriormente, con dibujos animados y a todo color para que así aprenda más rápido.
  •  Colócale canciones infantiles, que sean cortas, con vocabulario sencillo y que repitan las frases para que logre captarlas y mediante repeticiones vaya grabándolas en su mente.
  •  Inculca en los niños el amor por la lectura, ve a una librería o biblioteca cercana y ofrécele a tu hijo la posibilidad de disfrutar aprendiendo con un texto sencillo y con dibujos llamativos, que le invite a leerlo.
  •  Busca actividades sencillas y divertidas, como hacer juegos didácticos en casa con palabras en portugués o figuras y ayúdalo a que comience a asociar las imágenes con significados.
  •  Enfócate de un tema a la vez, si está aprendiendo los colores, busca una canción con la que puedas enseñárselos de manera divertida.
  •  Descarga aplicaciones infantiles en portugués a tu pc o tableta, para que tenga a su disposición varias opciones de como practicar este idioma. Es importante que la aplicación sea acorde a la edad del niño.
  •  Una excelente idea es que a esta clase se integren niños que conozca y así comparta en buena compañía la aventura de aprender portugués, así que pregúntale a los padres de sus amigos, si están interesados.
  •  La disciplina es lo más importante, crear un hábito de estudio para aprender este nuevo idioma como cualquier materia de su colegio es primordial, estipula un horario y días específicos para la enseñanza del portugués.

El más importante de todos, como padre queremos que nuestros hijos aprendan rápido todo lo que se les enseña, porque es la respuesta eficiente al trabajo de educación que se está realizando, pues no es así, cada niño tiene un ritmo de asimilar las lecciones, así que tómalo con paciencia y ve despacio. Evita comparaciones.

La educación de nuestros hijos es una tarea de amor y necesita mucha dedicación y paciencia para guiarlos hacia el éxito en sus vidas, pero te aseguro que siguiendo estos sencillos pasos tu niño alcanzará la excelencia en todo lo que se proponga.

Inicia con el alfabeto de manera divertida que aquí te entregamos: