Gigi Buffon, carta dedicada a la portería

Gigi Buffon es conocido como uno de los mejores jugadores de la escuadra azzurra, Rusia 2018, hubiese sido el último  mundial que jugaría para luego retirarse de los campos, lamentablemente este será el segundo mundial al que Italia no irá a disputar la copa del mundo, hecho que lamenta mucho el portero, pues estaría rompiendo un record, por la cantidad de mundiales a la que ha asistido.

La pasión que posee Gigi Buffon por el fútbol es magnífica y hoy practicaremos el italiano con una conmovedora carta que le escribió a la portería.

Gigi Buffon y su carta dedicada a la portería

Gigi buffon

Sin más preámbulo te dejamos la carta que le ha escrito Gigi Buffon a la portería que protegió durante muchos años en español e Italiano:

Español Italiano
“Tenía 12 años cuando te di la espalda. Avevo 12 anni quando ti ho voltato le spalle.
Renegué de mi pasado para asegurar tu futuro. Ho rinnegato il mio passato per garantire il tuo futuro.
Fue una elección del corazón. E ‘stata una scelta del cuore.
Una elección del instinto. Una scelta di istinto.
Justo el día en que dejé de mirarte a la cara, sin embargo, empecé a amarte. Proprio il giorno in cui ho smesso di guardarti in faccia, tuttavia, ho iniziato ad amarti.
A protegerte. Per proteggerti
A ser tu primer y último instrumento de defensa. Per essere il tuo primo e ultimo strumento di difesa.
Me prometí que haría todo lo posible para no cruzarme con tu mirada. O para hacerlo lo menos posible. Pero cada ocasión fue un sufrimiento, tener que darme vuelta para entender que te había desilusionado. Mi sono ripromesso che avrei fatto tutto il possibile per non incrociare il tuo sguardo. O per farlo il meno possibile. Ma ogni volta era una sofferenza, dovevo girarmi per capire che ti avevo deluso.
Una vez. Una volta
Una vez más. Ancora una volta
Siempre hemos sido opuestos y complementarios, como la Luna y el Sol. Forzados a vivir uno al lado del otro, pero sin poder tocarnos. Compañeros de vida a quienes se niega el contacto. Siamo sempre stati opposti e complementari, come la Luna e il Sole. Costretti a vivere fianco a fianco, ma incapaci di toccarci. Compagni di vita a cui viene negato il contatto
Hace más de 25 años hice mis votos: juré protegerte y vigilarte. Convertirme en un escudo contra tus enemigos. Siempre he pensado en tu bien, anteponiéndolo al mío. Y todas las veces que me di la vuelta para mirarte intenté sostener tu expresión decepcionada con la cabeza en alto, pero a sabiendas de mi sentimiento de culpa. Più di 25 anni fa ho fatto i miei voti: ho giurato di proteggerti e tenerti d’occhio. Diventa uno scudo contro i tuoi nemici. Ho sempre pensato al tuo bene, mettendolo davanti al mio. E ogni volta che mi voltavo per guardarti ho cercato di trattenere la tua espressione delusa a testa alta, ma conoscendo la mia colpa.
Tenía 12 años cuando le di la espalda a la portería. Avevo 12 anni quando ho voltato le spalle all’obiettivo.
Y seguiré haciéndolo. Mientras las piernas, la cabeza y el corazón resistan”. E continuerò a farlo. Mentre le gambe, la testa e il cuore resistono “.

Esta es una de las tantas cartas que el deportista ha escrito y donde se puede observar su sensibilidad y amor al fútbol, definitivamente un gran futbolista y excelente ser humano, con un toque de poeta que nadie puede negar y que muestra su gran personalidad.

Gigi Buffon le dice adiós al campo y sin duda alguno todos los italianos y el mundo entero lo recordarán como uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol italiano, un hombre que a pesar de haber alcanzado el éxito máximo mantiene su humildad, en cada una de sus entrevistas, se percibe su sencillez, trabajo en equipo, aceptando que cada una de las victorias que tuvo la “Forza azurra” fue un éxito en equipo. Muchos lo extrañaremos en los campos.

Para finalizar te dejamos un vídeo sombre Gigi Buffon:

Recuerda que día a día estamos realizando publicaciones nuevas, para que realices la practica dle idioma que prefieras, así qu eno dejes de visitarnos, seremos tu mejor aliado en el aprendizaje.