Infalibles consejos para aprender alemán desde cero

Aprender alemán independientemente de la edad requiere dedicación, tiempo, disciplina y lo más importante, un método de aprendizaje efectivo. Aunque tradicionalmente se pensaba que sólo acudir a clases de alemán podría garantizar el aprendizaje eficaz del idioma, con los años y en esta era tecnológica cada vez se demuestra que no sólo existen muchos recursos para ayudarte a aprender alemán desde cero inclusive gratuitamente si escoges hacerlo de manera autodidacta. A continuación te presentamos los mejores consejos que debes tomar en cuenta al momento de iniciar tus estudios en la lengua de Goethe.

alemán desde cero

Alemán desde cero, claves para lograr un aprendizaje efectivo

Aprender alemán desde cero como hispanoparlante supone un gran reto, que requiere la inversión de tiempo y mucha motivación  para ir de forma progresiva aumentando las competencias lingüísticas del idioma, pero como todo proceso requiere su tiempo que puede ser menor en función a la dedicación del aprendiz.

En primer lugar, es fundamental conocer las bases de la lengua alemana ya que es elemental para las proximas etapas del aprendizaje, por ello es fundamental dominar el alfabeto, las bases de gramática y conjugación ya que esto permitirá aprender a formar frases completas en alemán.

El alfabeto alemán es muy similar a nuestro alfabeto latino moderno, que utilizamos en nuestra lengua materna, el español, no obstante existen algunas diferencias notables, y al respecto podemos destacar algunas observaciones:

Únicamente  llevan acento las palabras que tienen origen extranjero, tales como “café”, o las marcas extranjeras (Nestlé, Chloé, etc.),

La letra “c” se utiliza solo delante de las vocales ä, e, i, ö, ü, y, y se pronuncia “ts” en ese caso, sino “k”,

Las vocales “a”, “o”, “u”, admiten llevar diéresis pero esto las convierte en “ä, ö, ü”, lo cual indica una pronunciación distinta a la vocal inicial de base: son las vocales denominadas “umlaut” en alemán.

En la ortografía alemana se destaca una letra especial, denominada “eszett”, o “sharfes S”: escrita “ß”, y se refiere a la unión de una “s” larga y de una “s” corta. Por ejemplo, la palabra “straße”, para “calle”, aunque después de la reforma ortográfica de 1996, cada vez más palabras se escriben sin la eszett: “strasse”.

Habituarse con el sonido de las letras en alemán

Al  momento de aprender alemán desde cero es vital familiarizarse con el sonido de cada letra, sobre todo porque como hispano parlantes tendrás algunas novedades ya que el aleman cuenta con sonidos desconocidos en español.

Para lograr este proceso de habituarse se recomienda escuchar música y los juegos tambien una buena forma de memorizar. Por ejemplo, escuchar cada letra y cantar el alfabeto alemán, ayuda a interiorizar las bases para aprender la pronunciación.

Bases de la pronunciación alemana

Obviamente que para hablar bien alemán, es necesario conocer la pronunciación de la lengua de Goethe. En alemán, todas las letras se pronuncian y ten en cuenta que las vocales y consonantes se pronuncian diferente que en español.

Por ejemplo

La letra “b” se puede pronunciar de dos maneras, como “b” o “p”:

“aber” (per) se pronuncia con “b”,

“die Abfahrt” (la salida) se pronuncia con “p”,

La letra “d” puede pronunciarse también con “t”: “oder” (donde)

“der abend” (la tarde) se pronuncia como en español “vermut”.

Necesitas saber que cada letra tiene sus propias variantes, para eso vas  a requerir el estudio riguroso del alemán para memorizarlas.

.

Logrando hablar alemán con fluidez

Además de cumplir las reglas de pronunciación básicas de este idioma se debe aprender a emplear correctamente el acento tónico, considerada una de las particularidades de la pronunciación de este idioma, la cual consiste en acentuar una sílaba en cada palabra.

La posición del acento tónico puede varíar en cada vocablo, por ello será necesario memorizar esta acentuación tónica para cada una de las palabras.

La conjugación alemana

La conjugación es elemental para lograr la destreza en cualquier idioma, y esto mismo  ocurre con el alemán. Su conjugación no es un gran desafío sin embrago es vital  conocer aun así sus especificidades.

Inicialmente se debe estudiar y familiartizarse con los verbos en infinitivo y su estructura. Por lo general, cada verbo alemán está formado de un radical, seguido de “n” o “en”. Y luego aprender a distinguir los verbos débiles, los verbos fuertes y los verbos mixtos, para ello te dejamos las siguientes orientaciones:

Los verbos débiles tienen una conjugación regular, y su radical es invariable.

En cuanto a los verbos fuertes son irregulares y su radical varía, y los verbos mixtos se catalogan como una mezcla de ambos, ya que su radical puede cambiar como el de un verbo fuerte, no obstante la conjugación  puede ser la misma que la de los verbos débiles.

Para revisar y aprender la conjugación alemana se sugiere realizar tablas de verbos ya que  permite orientarse y memorizar con más facilidad las tablas de conjugación.

En definitiva. los métodos para aprender alemán desde cero son múltiples y variados, sin embargo, practicar de forma regular para un buen aprendizaje.