La industria automotriz francesa

Cada país de Europa se caracteriza por algo en particular que los distinguen de los demás, ya sea su gente, sus monumentos naturales o arquitectónicos, su comida o turismo. En esta oportunidad nos enfocaremos en el prestigio y la calidad de la industria automotriz francesa.

La industria automotriz

La industria automotriz de Francia, historia y marcas más importantes del sector

Todos sabemos que Francia es el país de la moda, es por esto que a través de esta nación el glamour se ha paseado y apoderado de la creación de automóviles, en la cual se han diseñado elegantes berlinas, rabiosos y potentes deportivos donde muchas personas han disfrutado de su comodidad e ingenio por más de un siglo.

Esta nación cuenta en su haber con más de 15 fabricantes de carros nacionales e internacionales y junto a ellos más de 300 fabricantes de repuestos y componentes que también les brinda a las empresas españolas numerosas series de oportunidades y suministros. Esta industria cuenta actualmente con más de 450.000 trabajadores.

Con respecto a la producción automovilística para el año 2012 se lograron fabricar a nivel mundial más de seis millones de ejemplares dentro y fuera de Francia, donde cada año se puede palpar una producción en incremento, llegando a posicionarse como la tercera productora de carros luego de Alemania y España y la quinta más grande de todo el mundo.

Las marcas francesas que dominan el sector y unas de las que representan a este país en todo el mundo son Peugeot, Citroën y Renault, respectivamente.

A continuación veremos cómo fueron sus inicios y cómo llegaron a ser marcas importantes dentro de la industria automotriz francesa.

Peugeot

Un poco más de un siglo tiene ésta reconocida marca fabricando autos de todo tipo, la cual es su carta de presentación de la industria automovilística europea y el resto del mundo.

Todo comenzó en una familia conformada por el señor Armand Peugeot (fundador de la empresa), quien primeramente comenzó con un negocio de ferretería y bicicletas y poco después a finales del siglo XIX innovó con la producción de carros, cuando se interesó en un prototipo de vapor que había visto en una Exhibición en el año 1889.

Para el año 1891 originaron el primer carro con motor que utilizaba gasolina y luego de 6 años surge una nueva compañía muy curiosamente citada como ëLes Fils de Peugeot FrËres, que traducida al español quiere decir: Los hijos de los hermanos Peugeot.

Para comienzos del siglo XX ,exactamente para el año 1902, comienzan a surgir los motores de ignición eléctrica, trayendo consigo la apertura de una nueva fábrica de Peugeot en Lila y con esto se comienzan a fabricar carros en Siddeley, ubicada en Inglaterra bajo esta licencia.

Al año siguiente en 1903 empezaron a diseñar y elaborar motocicletas en Beaulieu-Valentigney, donde al poco tiempo comenzaron a crear carros con el nombre Lion-Peugeot. Para el año 1922 luego de la primera guerra mundial fabricaron una variedad de modelos de motores con 3 cilindros creados por Ettore Bugatti.

Para 1974 esta emblemática marca adquiere Citroën junto a la sucursal de Chrysler en Europa, donde luego se convertiría en la tercera fábrica de automóviles más grande de Europa.

Un poco de historia de la marca francesa Citroën a traves de este video:

Renault

Esta empresa fue constituida a finales del siglo XIX por el ingeniero Louis Renault junto a sus hermanos Marcel y Fernand, donde Louis era quien diseñaba y se encargaba de la producción mientras que los otros dos administraban el negocio.

En el año 1905 recibieron el primer pedido en serie para fabricar 250 taxis. Unos años más tarde y para aumentar su productividad, introdujeron al mercado una novedad llamada taylorismo en sus industrias.

Para 1919 Renault se coloca como la primera industria privada en Francia participando en la fabricación de camiones, camillas, ambulancias y hasta obuses como esfuerzo de guerra. Por esta razón y desde ese año, esta reconocida marca comenzó a ganar terreno y mucho auge en aquella época, llegando a tener un crecimiento bastante elevado fuera de las fronteras francesas llegando a 55% para el año 1975.

Siguiendo con su alto crecimiento llega a tener a principio de los años 80 dos modelos de gama alta que lo hace seguir con la buena fama, y a su vez conllevó a la gran oportunidad de imponerse en competencias deportivas debutando en la Fórmula 1.

Estas dos grandes industrias en la actualidad siguen cosechando éxitos, donde año tras año nos muestran sus grandes creaciones a través de sus extraordinarios carros llenos de glamour al mejor estilo francés.