Lo que debes saber sobre la ortografía del portugués

La ortografía del portugués es un aspecto fundamental al momento de escribir en esta lengua, por ello debes poner especial atención en cada una de sus reglas y estudiarlas para garantizar una correcta expresión escrita. El Sistema de escritura portugués utiliza,  el alfabeto latino, y además algunos signos diacríticos, en este post veremos un detallado repaso por este interesante tema que seguramente te hará tomar más tiempo  para su estudio y para adaptarte a su sistema que en muchos casos es muy diferente y más complicado que el español.

la ortografía

La ortografía del portugués, para una buena expresión escrita.

La tilde es un viejo signo medieval que marcaba la presencia de una «n» por ello la palabra «pan», por ejemplo, se haya convertido en «pão».

Por otra parte, en portugués se utilizan la cedilla («ç»), el acento circunflejo («^»), el acento grave («`») y el acento agudo («´»), igual que otros idiomas latinos como el francés. Aunque quizás nos resulte un poco más complicado aprender la ortografía portuguesa porque en español solo utilizamos «´» y «¨», pero todo es cuestión de practica y tiempo.

Los dígrafos «nh» y «lh» son heredadas del occitano, pero la ortografía de la lengua de Magallanes presenta también una proximidad geográfica con el gallego, que también tiene origen latino. Es por ello que en la historia de la lengua portuguesa se hace referencia al idioma gallego-portugués.

Antes de  año 1990, la ortografía del portugués brasileño era muy distinta a la del portugués de Portugal. De hecho, el de Portugal no utilizaba en su alfabeto las letras «k», «w» e «y», aunque después fueron incorporadas en el lenguaje cotidiano para facilitar la ortografía de algunas palabras de origen extranjero, como «whisky» o «kilómetro».

En ese mismo año se firma  lo que se llamó un “Acuerdo ortográfico de la lengua portuguesa” con el fin unificar el idioma; una reforma complicada que implicaba la reforma ortográfica de cientos de palabras.

Esta reforma causó la simplificación de más de 2000 palabras de las 11.000 que alcanza el vocabulario portugués.

El objetivo principal era acercar la ortografía a la pronunciación de los términos, pero con ello ciertas consonantes mudas quedaron en desuso.

En cuanto a los acentos el portugués utiliza el acento agudo, grave y circunflejo.

Si estamos ante una vocal abierta y tónica, el acento que utilizaremos será el agudo: «água» (agua), «café» (café), «eléctron» (electrón), «açúcar» (azúcar), «quilómetro» (kilómetro), etc.

En cambio si la palabra posee una vocal tónica cerrada («e», «o»), entonces se utiliza el acento circunflejo: «Irlandês» (irlandés), «avô» (abuelo), «português» (portugués), etc. Este acento también se usa en otras ocasiones, como cuando las vocales tónicas «a», «e» y «o» van seguidas de «m» y «n»: «bênção» (bendición), «fenómeno» (fenómeno), «acadêmico» (académico), etc.

Por otra parte, las palabras que tienen una vocal abierta átona («a») utilizan el acento grave: «àquele» (aquel), «à maneira de» (a modo de), etc.

Debemos tener también en cuenta que la cedilla («ç») se utiliza solo delante de «a», «o» y «u», exactamente igual que en francés.

La virgulilla o tilde de la «ñ» (~) se usa sobre la «a» (como en «mãe» o «pão») y la «o» (como en «põe») para indicar una pronunciación nasal de esas vocales. Como decíamos esta nasalidad proviene de la «n» a la que la tilde pasó a sustituir.

Cómo escribir palabras en portugués

Generalmente, al igual que en las clases de otros idiomas como el español y el italiano, aprendemos que el portugués se escribe como se pronuncia, excepto por ciertos fonemas.

La letra «s», por ejemplo, se pronuncia «sh» o «ch» al final de las palabras («francês» o «pessoas») o antes de una consonante (como «estar» o «esperança»).

Si la «s» se encuentra al principio de una palabra (como en «sapo») o forma una doble consonante (como en «passado»), se pronuncia como nuestra «s» en español.

Por el contrario, si está entre dos vocales (como en «casa»), se pronuncia como una «s» sonora.

Estas pequeñas pero importantes  excepciones hay que tenerlas en cuenta al momento de escribir. Esta claro que sobre el papel no pondrás “francêsh, peshoas o pachado”.

Con estos consejos seguro te resultará más fácil evitar los errores de ortografía más frecuentes.