La puntualidad alemana más que una costumbre

La puntualidad es conocida como la base de la cultura alemana, y algunos llegan a afirmar que patológicamente los alemanes son puntuales, aunque pueda sonar quizás un poco sarcástico, lo cierto es que este es un aspecto que debe considerar cualquier turista o visitante que planee visitar el país germano.

Puntualidad alemana, una de las características de su costumbre

Los alemanes son personas sumamente planificadas, y son muy afanados con sus compromisos y horarios, entre los europeos son afamados por la puntualidad tanto o más que inglés llegándose a comparar con la precisión de un verdadero reloj.

puntualidad

Un famoso proverbio alemán dice “la puntualidad es cortesía de los reyes”, con esto no se trata de considerar la puntualidad como un aspecto monárquico sino más bien un principio de respeto hacia los demás.  Bien sea en el ámbito social,  laboral o empresarial la puntualidad es una constante que dice mucho de una persona, y es señal de tratarse de una persona respetuosa, seria y educada.

 En ocasión de algún inconveniente, si consideras que tendrás un retraso de algo más de 15 minutos de la hora acordada, es apropiado llamar para notificar a los anfitriones el altercado y estos obren según consideren.

Cuando llegamos tarde es cortés y adecuado pedir perdón a los presentes, pero sin ampliar sobre los detalles o explicaciones. En caso de querer explicar lo sucedido, lo podrás hacer al finalizar el evento pero solo a los anfitriones u organizadores.

 Ahora bien, así como llegar tarde es una falta de puntualidad, también lo es arribar demasiado temprano a  cualquier cita de ámbito social,  Lo adecuado es esperar un poco, quizás tomando algún café en los alrededores del lugar mientras se acerca el momento preciso de la cita.

Ahora bien en el caso de alguna reunión de trabajo, una entrevista o cualquier evento empresarial llegar con antelación es bastante apropiado incluso aconsejable, es señal de seriedad de una persona bastante precavida.

 Para un visitante que no conoce muy bien el lugar, en primer lugar es necesario recabar toda la información sobre la dirección y como llegar al lugar, de manera de calcular  el tiempo que tardará en llegar desde su punto de origen, ayúdate también o herramientas tecnológicas que te ayuden a encontrar el camino más apropiado. Para los alemanes, no es considerada una excusa ser de otro lugar, así que considera mucho esto al momento de viajar a este país.

Hay un amplio catálogo de expresiones populares relacionadas al tema. Algunos incluso con connotaciones muy severas sobre la impuntualidad. Por ejemplo, “a quién llega tarde, le castigará la vida”  “wer zu spät kommt, bestraft das Leben”. Otros más imprecisos hacen una moral más suavizada como “llega tarde, pero llega” “spät, aber kommt” o “solo llega tarde cuando trae buenas noticias”. “erst spät, als er bringt eine gute Nachricht”.

 También hay dichos sobre algunas variaciones referentes a la puntualidad alemana, y se emplean términos como “soldados” o “constructores”. En relación a estos  la expresión  “puntual como un albañil” quiere decir dejar de trabajar a la hora exacta. En otras palabras,  para dejar la tarea, los albañiles alemanes son conocidos como los más puntuales, pues la idea es no desperdiciar ni un segundo de su tiempo libre.

 Para un alemán el tiempo está concretamente estructurado en horas, minutos y segundos por un motivo,  Invitar a un alemán a tu casa a las seis, es muy posible que se encuentre justo a las cinco y cincuenta haciendo tiempo frente a la puerta o en su auto. Ahora bien también es cierto que no todos los alemanes tienen ese grado de perfección con respecto a la puntualidad. Sin embargo, la mayor parte de ellos son muy preocupados por esto, alrededor  del 85% según sondeos  consideran que los ciudadanos alemanes se toma muy en serio sus compromisos y horarios y espera lo mismo de los demás.“Cinco minutos antes de la hora es la puntualidad del alemán”, dictamina la filosofía popular.

 A continuación veremos el siguiente video, sobre el servicio de tren de Alemania que es reconocido como un icono de la puntualidad, además de cómodos y seguros. En los últimos años han sucedido algunos inconvenientes que han manchado un poco la reputación de este servicio en cuanto a la precisión que tenían con sus horarios.  Sin embrago,  como todo no se puede considerar casos aislados como una regla para hacer un dictamen.