Las cosas que mejor hace Francia

Cada país se caracteriza por desarrollar ciertas habilidades en las que se destacan por la calidad y lo innovador que llega a ser y el ingenio. En este sentido Francia es grandioso país especialmente por las cosas que puedes encontrar en esta fascinante nación y nadie lo sabe mejor que sus nativos, los cuales alardean de ello más de lo que imaginas.

Las cosas más interesantes que debes saber sobre la nación francesa

las cosas

Este país tiene similitudes con Estados Unidos: entre la que se destaca una sola cosa sobre la “libertad”, sus nativos no abandonan sus orígenes frecuentemente pues tienen clara y presente una frase que dice “nunca te debes irte de allí”.

También franceses y estadounidenses se parecen mucho en que en ambos países hay ciudades que pueden llegar a ser muy sofisticadas, poseen costas soleadas, bellas montañas nevadas y hermosos valles boscosos, así que la variedad geográfica es bastante marcada.

Hablando específicamente sobre Francia, existen muchas cosas que los franceses saben hacer muy bien y en esta oportunidad te mencionaremos algunas de ellas:

  • El queso, Francia es el destino final para los que aman este producto lácteo. Este país produce más de 240 variedades de queso, aunque algunos de ellos poseen un olor bastante fuerte y parecen que están en descomposición, no deben ser tan desagradable para algunos ya que aún son producidos. Este es el caso del queso Reblochon y el Mimolette, los cuales poseen una apariencia tan desagradable que Estados Unidos restringió su importación.

 

  • Las compras, otra de las cosas que hacen muy bien los franceses es comprar y no fue en vano que inventaron la palabra “bourgeois”, ya que con este término se identifican todas las cosas materialistas de ese país. El consumismo allí es impresionante y cómo no serlo cuando las tiendas departamentales de París ofrecen cualquier cantidad de cosas: desde marcas genéricas que resultan ser una excelente opción por su economía hasta las marcas más chic que te hacen sentir elegante antes de ponértelas. El consumismo es algo que se deja en total evidencia en las rebajas que se realizan anualmente en el mes de enero y a finales del mes de junio en donde se muestran ofertas increíbles, pues es obligatorio legalmente que todas las tiendas bajen sus precios en estas fechas y  al mismo tiempo, para competir en las ventas.
  • Los museos, por supuesto que los museos debemos mencionarse. París alberga el mejor lugar en esta categoría conocido en el mundo, el Louvre, pero no se limita a él, pues la cultura francesa es muy amplia en cuanto a museos de refiere. La región del Loira tiene la colección más bella que pueda tener los museos en el mundo entero, entre los que podemos mencionar el Castillo Chambord (el cual contiene una grandiosa colección de tapices), el romántico Chenonceau, el castillo Chinon (situado sobre un antiguo pueblo).
  • Los trenes franceses, son realmente muy famosos y se caracterizan por ser más veloces que los aviones. Muestra de ellos son los TGV (train à grande vitesse, o tren muy rápido), que atraviesan todo el país y ofrecen precios bastante accesibles.
  • El lujo, los franceses son fanáticos de la elegancia y distinción así que se esmeran en hacer artículos lujosos. Hoy en día el talento nato para el lujo de los nativos de este país han ido más allá de Louis Vuitton, Dior y Moët et Chandon, entre otros.
  • El servicio al cliente, así es, aunque no lo creas y porque su manera de ser no pueda parecer muy cortés son especialmente amables cuando se trata de atender al cliente y más aún cuando se trata de vender al por menor, destacándose por un refrán que identifican a sus vendedores: “le client est roi”, que siginifica: el cliente es el rey.
  • Por último no podemos dejar de mencionar a la globalización, pues este país posee las mejores políticas en cuanto a globalización en comparación con cualquier otro país, y es tanto así, que los productos franceses se han apoderado de todo el mundo, se han vuelto unos grandes productores que suministran productos y servicios al mundo entero, desde electricidad, hasta productos de alimentación, esto queda más que evidenciado en Europa, en donde puedes encontrar empresas multinacionales francesas tales como: EDF, Transdev, Sodexo o JCDecaux, esto sin mencionar la gran cantidad de marcas francesas que se encuentran en las más famosas calles de compras alrededor del planeta.