Lo que debes hacer para disfrutar de los Carnavales en Río de Janeiro

Si piensas dirigirte a Brasil, podrían venir a la cabeza muchos lugares naturales, personajes importantes, acontecimientos históricos, monumentos, la gran selección de futbol, pero sin duda la primera cosa en la que pensarías sería los Carnavales en Río de Janeiro.

carnavales

Los carnavales de Rio de Janeiro, sin dudas la mejor fiesta del mundo

No podemos negar que unos de los eventos más grandes y famosos que se celebra anualmente en Latinoamérica es el carnaval que ofrece la ciudad de Rio de Janeiro que juntos a sus coloridas carrosas, exuberantes trajes, espectaculares desfiles de Samba y su gente podemos decir que es un lugar que es imposible negarse a conocer si se tiene pensado visitar ente gran país.

Se dice que la costumbre de celebrar los carnavales en este país fue con la llegada de los  portugueses cuando la colonizaron.

Aunque en sus primeros años prevaleció el estilo europeo eso fue cambiando al pasar del tiempo donde comenzó a influenciarse por la cultura africana, principalmente en Rio de Janeiro.

Los africanos se comenzaron a apoderar de los carnavales introduciendo sus propios diseños, con numerosas plumas, piedras de todos los colores e hierbas, así como también incorporando ritmos que caracterizaba su país de origen.

Mucho tiempo después esto fue cambiando con el surgimiento de la Samba, convirtiendo este evento en una colorida fiesta con la que año tras año muchos se deleitan, principalmente de su estilo musical que nace de los barrios africanos de la ciudad.

A medida que pasaba los años los carnavales de esta inmensa ciudad comenzó a tomar importancia, no solo en el país sino a nivel internacional; donde mucho comenzaron a poner sus ojos sobre esta peculiar celebración que se paseaba desde alegres disfraces y grupos musicales formados por instrumentos de viento, cuerdas y de percusión, hasta grandes bailes que contagiaba hasta los más quietos.

Como en todos los lugares del mundo estas celebraciones se realizan en las calles para que todos puedan disfrutar y deleitarse de las comparsas y desfiles pero en Rio de Janeiro a partir del año 1984 esos desfiles fueron trasladados a los que ellos le han denominado Sambódromo Marqués de Sapucaí.

Este gigantesco lugar llamado Sambódromo (Passarela Professor Darcy Ribeiro, oficial en portugués) fue diseñado y planificado por el arquitecto Oscar Niemeyer. Dicho lugar se encuentra cerca de la estación de Metro Praça Onze, la cual está al aire libre con una longitud mayor a los 500 metros de largo y una capacidad  para 75.000 espectadores.

Aunque el evento oficialmente dura cuatro días, la preparación para llegar a su presentación final abarca varios meses, donde se preparan las Escuelas de Samba, los creadores de fantasías carrosas alegóricas y por supuestos músicos y bandas que componen ritmos donde la gente presente pueda aprendérsela, cantarla y bailarlas con ellos y hacer de la fiesta un momento inolvidable.

Cada año los carnavales comienzan el día anterior al oficial que es el viernes, porque es allí donde se elige y se corona al Rey Momo realizado por el alcalde entregándole las llaves de la ciudad, dando inicio a las presentaciones y desfile a las escuelas infantiles de samba.

Cuando llega el día sábado ya muchos se comienzan a preparar para observar, y por supuesto divertirse de lo que tiene preparado el Sambódromo a la gente que lo visita. Se empieza ese primer día con el grupo A o también llamado grupo de acceso, que le da la apertura a esta gran fiesta.

Los días realmente importantes en estas celebraciones son el domingo y el lunes porque  es cuando desfilan las mejores escuelas de samba de Brasil con el fin de competir y así ser el ganador del campeonato del carnaval.

Estas escuelas de sambas tienen un total de una hora y veinte minutos para desfilar y recorrer el Sambódromo con lo mejor que saben hacer, bailar y cantar, con el fin de presentar lo que tienen preparado al público presente para ese año. Estos grupos vienen dispuestos a todo con los mejores bailarines, grupos musicales y por supuestos carrosas alegóricas.

Luego que todos han disfrutado del espectáculo y que el jurado haya tomado sus observaciones con respecto a lo visto en esos cuatro días, el sábado siguiente es anunciado el resultado final de la escuela ganadora del año.

Sin dudas es un gran evento que nadie se puede perder cuando se visita este país de Suramérica.