Los hábitos alemanes que debes aprenderás en tierra alemana

Vivir en Alemania se traduce en una gran cantidad de cambios, sobre todo por las grandes diferencias culturales, aunado al proceso de aprender el idioma que tiene su cierta complejidad algunas costumbres o hábitos alemanes son también fundamentales aprender para integrarse a la vida en este país.

hábitos alemanes

Hábitos alemanes que debes conocer para integrarte a este país

  1. Acostumbrarte a quitarse los zapatos para andar en la casa es algo que puede incomodar al principio, pero a medida que pasa el tiempo iras adoptando esta costumbre. Para ir a visitar a unos amigos, es imprescindible cumplir este hábito, lo bueno de todo es que la buena construcción de las casas alemas, los suelos conductores del calor y la calefacción hacen que sea muy cómodo estar descalzo, aunque a veces puedes consultar si debes hacerlo. Tampoco es algo del otro mundo, en algunos países comparten este hábito y en otros puede resultar muy extraño e incomodo.
  2. La pronunciación de la palabra Tschüüüüüüss te puede causar algunos problemas al principio, pero es una costumbre alemana muy marcada que demuestra amabilidad, es como si dijeras chao o adiós, en cualquiera aís sonaría un poco extraño, pero en este idioma los alemanes acostumbran hacerlo de esta forma.
  3. Wegbier es el concepto se utiliza para llamar a la famosa “cerveza para el camino”, es muy comun el viernes en la noche, por la calles, a la salida de un tren o el metro tambien las puedes conseguir. Es un hábito que no te costará mucho adoptar, sobre todo cuando te des cuenta que es muy popular y a veces resulta apropiado para relajarse sobre todo si vas a pie a casa.
  4. Si hay algo que caracteriza a lo alemanes es su falta de tacto, en definitiva debes acostumbrarte a mantener la distancia, ya que los germanos valoran y respetan el espacio personal de los demás. Es algo que le puede costar a ciertas personas cuyo trato es más cercano, una simple palmada en el hombre puede disgustar o al menos resultar inapropiado en este país.
  5. La puntualidad es fundamental, llegar unos minutos después te puede costar unas cuantas caras muy largas, si acaso no se han ido ya. En cuanto a las visitas, llamadas y mensajes, también existe un horario apropiado para hacer esto, así que ya sabes que después de las 20:30 estará mal visto en este país. En las fiestas y reuniones, se debe cuidar el volumen de la música, y las personas mantienen un tono de voz apropiado.
  6. En Alemania, pensar en verde es parte de su cultura, predomina la concienciación sobre el medio ambiente.Por eso mismo, es común observar los cubos de basura organizados por tipos de residuo o mucha gente en las calles conduciendo una bici o un vehículo híbrido. Ten en cuenta que si un vecino te ve echando plásticos al contenedor del cartón, posiblemente haga una llamada a la policía para que te multen para mantener el orden y el respeto por la ecología.
  7. Asentar la cabeza es una señal de aprobación extendida por los alemanes, es una forma educada de dar tu visto bueno, y al observarlo te sentirás que vas por el buen camino.
  8. Los alemanes no son precisamente los más preocupados por su estilo. En general son muy pragmáticos, prefieren estar cómodos y no andar en tacones y el maquillaje no es necesario. Esto tiene que ver con su forma de ser, no se trata de que no sepan o no puedan hacerlo sino que básicamente no les provoca. Ocasiones especiales si provocan un poco de interés en la vestimenta e imagen personal, pero nada extremo.
  9. El agua con gas, es uno de los productos que más detestan los extranjeros, pero los alemanes la aman. Es una de las bebidas que más fama tiene en este país. Esto se debe a que el agua de grifo es muy mala, debido a que es muy dura, tampoco el agua mineral s buena, entonces surgió esta modalidad y es una gran fuente de ingresos en este país, así que no te extrañes ver el supermercado llena con diferentes marcas de agua con gas. Poco a poco te iras acostumbrando.