Modales en la mesa italiana

En cualquier compartir de comida que presenciemos, bien sea una cena familiar, una fiesta o evento especial, la educación es lo que debe siempre reinar en este momento donde se encuentran grupos de personas que aunque puedan tener diferentes carácteres, formas de ser, estatus social, los buenos modales debe prevalecer.

modales

Modales de los italianos a la hora de comer

Cada país tiene sus propias costumbres con respecto a cómo debemos comportarnos en la mesa de algún conocido o desconocido, hasta en la nuestra propia, pero los modales en la mesa italiana, tienes ciertos parámetros que no debes dejar pasar al momento de estar sentado junto a los amantes de la pasta, para que así les puedas dar una buena impresión y se hable bien de ti.

Si algún italiano te invita a comer, pon en prácticas todo lo que hayas aprendido en torno a este tema porque para ellos los modales en la mesa son muy importante; pero si tienes alguna noción de sus costumbres, en este caso posees un punto a tu favor, porque así no cometerás ningún error que los hagas incomodar.

Desde edades muy tempranas, los oriundos de Italia cultivan muy seriamente su educación en torno a la actuación social, para tener modales adecuados al momento de sentarse a comer, resaltando que en general, la comida que suele ser más refinada y que requiere mayor atención es la cena.

A continuación nombraremos algunas recomendaciones que tienes que tomar en cuenta a la hora de compartir la mesa de un italiano.

  1. Cuando llegues a la casa del anfitrión no olvides decir “Buongiorno” para que le desees al anfitrión un buen día o “Buonosera” para desearle buenas noches. Como parte del saludo recuerda darle un apretón de manos con firmeza o un beso tradicional en las dos mejillas, según sea el caso. También es importante que lleves algún tipo de regalo en agradecimiento, como vino o flores.
  2. Al momento de sentarse en la mesa, espera que el anfitrión lo haga, para que luego puedas seguirlo, nunca te adelantes.
  3. Siempre espera que el anfitrión determine cuando se debe empezar a degustar o comer, en algunos casos puede dar el honor a los invitados de que inicien la cena, pero en otros simplemente no dirá nada y comenzará a comer.
  4. Si la comida que te sirven es pasta larga o espagueti, jamás la cortes  y evita por todos los medios de utilizar cuchara para llevártelos a la boca o utilizarla para enrollar.
  5. Si al momento de comer, los utensilios que vas a emplear es cuchillo y tenedor, no olvides mantener o sujetar el cuchillo con la mano derecha y el tenedor con la mano izquierda y nunca los intercambies de mano. Recuerda utilizar los cubiertos para cualquier alimento, incluso frutas y quesos, ya que usar los dedos cuando se come lo consideran de mala educación.
  6. Evitar colocar queso parmesano a salsas que contengan algún tipo de pescado o frutos del mar, ni siquiera a pizzas que posean alguno de estos ingredientes; si hay disponible, podrá utilizar pan rallado. De igual modo evitar agregar más de este queso a aquello que ya lo contiene, también es mal visto usarlo en las pizzas. Si alguna comida no viene con queso, no se le ocurra pedirlo.
  7. Si en la mesa hay algún pan que puedas comer durante la comida, podrás colocarlo en un paño o servilleta junto a tu plato, esto en el caso de una cesa casual; pero si la cena es formal tendrás una bandeja o plato para que lo utilices solo para colocar el pan.
  8. Si en la cena, la bebida que están tomando es vino, no es buen visto servirse uno mismo, esperar que sea llenada la copa las veces que sea necesaria durante la comida. Si sientes que ya no quieres beber más vino, sólo deja de beber aun estando la copa llena.
  9. Al momento de terminar de comer y querer levantarse de la mesa, espera que el anfitrión lo haga para que luego también puedas abandonarla tú.
  10. A toda cita o invitación para comer, sea en algún restaurante o en casa, jamás llegues tarde cuando te hayan invitado.

Con estas pocas, sencillas y valiosas recomendaciones sobre modales, seguro estarás preparado y te ayudarán al momento de sentarte en la mesa de cualquier italiano.