Mundo automotriz Alemán

Muchos años han pasado desde que el ser humano se desplazaba con los carruajes de armazón de madera o hierro, sobre grandes ruedas de madera, algunos con capotas, cerrados o simplemente abiertos, dotados de varas o bastones para enganchar el tiro de caballos. Desde el siglo pasado, en este sentido la industria del mundo automotriz alemán, dio un paso firme con el desarrollo del conjunto de procedimientos bien estructurados y ejecutados para la obtención y transformación de este tipo transporte.

En Alemania están los principales fabricantes del mundo automotriz

En el país germano encontramos algunos de lo principales fabricantes de vehículos más importantes a nivel mundial, las marcas como BMW, Mercedes Benz, Audi, Porsche y Volkswagen tienen sus sedes y fabricas en diversas ciudades teutonas. Esta industria es reconocida por la excelencia, calidad, lujo e innovación en la elaboración de sus automóviles.

automotriz

Haciendo un recorrido para disfrutar un poco de la historia del desarrollo automotriz alemán encontramos la ciudad de Stuttgart, cuna del nacimiento de la industria, debido a la construcción del primer motor de combustión interna gracias a los esfuerzos de Gottlieb Daimler y Wilhelm Maybach con la colaboración Robert Bosch y su famoso encendedor magnético (bujía).

En esta ciudad también hallamos las sedes de los súper autos de famosas marcas como la Mercedes Benz y Porsche, en estas localidades se pueden visitar los museos de productos con una exposición permanente de más de 160 vehículos y 80 exposiciones, respectivamente, donde se aprecian los carros más representativos de este mercado, su evolución y el futuro de este ramo.

En Stuttgart también encontramos una ciudad muy bella con espacios dedicados al esparcimiento con sus diversos festivales y al conocimiento; por lo que no se puede dejar de visitar el parque zoológico-acuario-jardín más grande de Europa, la Plaza del Palacio – Schlossplatz, el Palacio Nuevo y el de Hohenheim, así como el museo de la vinicultura.

El viaje automotriz alemán continúa por la ciudad de Munich, donde se encuentra la sede de los autos de lujo o de gama alta de la BMW (Fabrica Bavara de Motores). La visita a la fábrica de esta empresa no debe faltar, con el recorrido por todo el proceso de producción, ensamblaje, corte y soldadura de las diferentes partes, hasta el pintado final, que satisficiere completamente a los amantes de los vehículos.

A manera de información y dato curioso asociado al logotipo de BMW, el mismo no proviene, como puede pensarse, del movimiento rotatorio de hélices de aviones cortando las nubes en un fondo azul como se le adjudico a raíz de una campaña publicitaria de aviones, sino de una derivación del logo original de la empresa predecesora Rapp Motorenwerke GMBH con los colores azul y blanco de la bandera nacional de Baviera.

Hacia el norte de Alemania encontramos la sede y la planta de fabricación de autos mas grande del mundo, perteneciente a Volkswagen en la ciudad de Wolfsburg. Lo primero que hacemos es visitar la Autostadt (Ciudad de Autos), que funge como feria, museo y espacio de ventas de todos los modelos que incluyen al grupo.

En pabellones y espacios se cuenta con la oportunidad de probar y manejar los autos a lo largo de todo el complejo y personalizar los mismos a requerimientos del cliente. También existen pistas de mini autos eléctricos de los famosos modelos Beetle (escarabajo) para el disfrute de los más pequeños.

La Volkswagen pertenece al grupo del mismo nombre y son poseedores de las marcas Audi (Alemania), Bentley (Reino Unido), Bugatti (Francia), Lamborghini (Italia), Porsche (Alemania), SEAT (España), Škoda (República Checa), Scania (Suecia), MAN (Alemania), Volkswagen (Alemania) y Ducati (Italia) fabricantes de vehículos, motos y camiones alrededor del mundo.

Dentro del territorio automotriz alemán, resulta impensable no hacer un recorrido por los principales circuitos de carreras como Eurospeedway Lausitz, Sachsenring, Nürburgring que sirven para pruebas de los nuevos vehículos de los fabricantes durante todo el año, y también para carreras de motos, gran turismo, F1, etc.

Otro atractivo que presenta Alemania y que esta vinculado a los carros, son las famosas autopistas de alta velocidad “Autobann” en las cuales el límite de velocidad no existe para los súper deportivos. Entonces, si te atreves a circular por esta vía a más de 250 kilómetros/horas, asegúrate de alquilar un espectacular deportivo alemán.