Primavera en Lisboa, una experiencia inolvidable

La ciudad de Lisboa es incomparable, alagada por visitantes de cualquier parte del mundo que la destacan como un lugar muy acogedor  y sumamente agradable de donde no quieres irte y siempre quieres volver. Si planeas visitar la capital portuguesa, debes saber que la primavera en Lisboa es la mejor época para aprovechar al máximo tu estadía en esta fascinante ciudad.

 Primavera en Lisboa

Primavera en Lisboa, la mejor época para conocer esta bellísima ciudad europea

Aunque el clima en Lisboa es envidiable casi todo el año, la primavera es realmente especial en esta ciudad. Los días se alargan y la ciudad recibe una luz extraordinaria que destaca cada rincón de esta urbe que ofrece una mezcla perfecta entre lo antiguo y lo moderno que la hacen el destino perfecto para visitar en primavera.

Las calles lucen más concurridas, pues es ideal  para  dar un paseo a orillas del Tajo, salir a comer en la calle, o simplemente disfrutar de un bien café o vino en algunas de las numerosas terrazas de Lisboa.

Otra experiencia memorable es conocer Lisboa en primavera a través de los cruceros fluviales por el Duero. Esta época es tambien perfecta para darse un buen chapuzon en las playas bien sea en Carcavelos, Costa de Caparica, Cascais o Guincho. En estos días el sol comienza a calentar más fuerte convirtiéndose en una irresistible ocasión para inaugurar la temporada de playa en Lisboa.

Definitivamente es imperdible disfrutar de fascinante vista que se aprecia desde el castillo o los paseos por la Baixa o Belém, el sol ilumina más que nunca y la panorámica es realmente excepcional.

Para quienes son más aventureros es una época ideal para realizar excursiones a lugares como Sintra, Cabo da Roca o Mafra, que no son tan alejados de Lisboa pero quienes prefieran ir  un poco más lejos, pueden llegar hasta Évora, Coimbra y descubrir las playas del Alentejo.

Para disfrutar de la primavera en Lisboa de una manera aún más especial,  a continuación te sugerimos realizar actividades al aire libre en los siguientes jardines de la ciudad cuyo esplendor llega al máximo en esta época del año, convirtiendo estos lugares en un espacio ideal para dar caminatas,  hacer picnics y reuniones con amigos. Veamos las mejores opciones:

  • Jardín Botánico Tropical : Es catalogado como Monumento Nacional y cuenta con  un área total de siete hectáreas. Se encuentra en la zona monumental de Belén, junto al Monasterio de los Jerónimos y su deslumbrante patrimonio vegetal con flora tropical, tiene unas 600 plantas procedentes de varios continentes.
  • Jardín de la Cerca da Graça: Es uno de uno de los más recientes en la capital y se reconoce como el espacio verde más grande con acceso público de la zona histórica de Lisboa. El jardín cuenta con tres miradores, un área con parque de meriendas, un pomar más un parque infantil, para el disfrute y esparcimientos de los más jóvenes.
  • Jardín del Palacio Marquês de Pombal: Para quienes prefieren un ambiente más tranquilo, no hay mejor lugar que este. Este jardín de ascendencia francesa se encuentra situado en Oeiras, y el más común en este maravilloso lugar es disfrutar  de la sombra de un buen árbol y deleitarse de la tranquilidad envolvente, que la acompañan paneles de azulejos, esculturas, cascadas y fuentes.
  • Quinta das Conchas Con unas 26 hectáreas de jardín, es el tercer espacio verde la ciudad. Es un estupendo lugar para tender una toalla, aprovechar el sol y ponerse al día con una buena lectura. Este jardín ofrece de zonas especiales para picnic, permitiendo el máximo disfrute en familia o con amigos.

Otra genial opción es disfrutar de las explanadas que ofrece la ciudad, un escenario perfecto que en esta época regalan increíbles vistas de la ciudad. Algunas de las mejores sugerencias que te podemos dar son:

  • Quiosque das Portas do Sol: Aquí te puedes sentir un verdadero lisboeta. Una espectacular explanada llena de luz donde puedes apreciar el paisaje de la ciudad. El Quiosque Portas do Sol es sin duda uno de los espacios más tradicionales de la ciudad y el lugar mejor para disfrutar del amanecer y la puesta del sol. También cuenta con restaurante/café/bar y se encuentra en el Castelo de São Jorge.
  • Topo Chiado: Son múltiples explanadas en las Terrazas del Carmo, por niveles. En este lugar podrás disfrutar de una exquisita comida, un brunch delicioso o simplemente relajarte en una tumbona a leer placidamente.

Esto y mucho más hace que la primavera en Lisboa sea una ciudad inolvidable, asi que te recomendamos agendar tu visita a la capital portuguesa en esta hermosa época del año.