Puntos a favor de aprender alemán

El saber alemán resulta una puerta bien abierta a diversas oportunidades para el germanoparlante, que inicia con lograr la fusión con la interesante cultura germánica y abre la posibilidad de obtener empleo y comunicarte con todos los que hablen ese idioma.

Alemán, puntos que tendrás a tu favor en el aprendizaje

Alemán

Existen países en donde, hablar alemán es poco común, es en ellos en donde el aprendizaje de ese idioma te pondrá en ventaja considerable frente a tus iguales.

A continuación escribiremos algunos puntos a favor de aprender este fascinante idioma en diferentes ámbitos:

En tus estudios:

En hecho de dominar el alemán, te hace portador de un pase preferencial a un mundo lleno de oportunidades académicas para ti, que van desde ser candidato de intercambio a Alemania hasta lograr que te otorguen becas para estudiar en ese país, especialmente si tu finalidad es ser investigador, músico o cursar una carrera de ingeniería.

Los países de habla alemana son muy destacados en la ciencia y la tecnología. Son ganadores de numerosos premios nobel en física, química y medicina. Por esta razón, nos hace pensar que la educación impratida en esa parte del mundo, posee un excelente nivel de ranking mundial.

Para el trabajo y los negocios:

Al saber alemán, potencia considerablemente el hecho de ser contratado con una empresa multinacional o alemana, con sus ventajas y grandes beneficios, tanto en un país de habla germana como en alguna otra nación.

Si estableces negocios con alemanes, el conocer su idioma nativo hace que la comunicación sea más efectiva y fluida, lo que te otorgará grandes posibilidades de éxito para tu empresa.

Un punto importante de conocer, es el hecho de que la calidad de vida de los países de habla alemana es destacado, por tener indicadores económicos muy favorables con respecto a: riqueza de la nación (Suiza), imperceptible tasa de desempleo (Austria) y excelentes condiciones laborales, y a la vez, ejemplo de progreso y crecimiento (Alemania).

Para el turismo y el negocio hotelero:

El nivel de vida de los germánicos les otorga el hecho de ser una de las culturas que disfruta más que otras del placer de viajar. Les agrada recorrer el mundo. Por consiguiente, es muy bien recibido el hecho de toparse con personal y gente que hable alemán al estar lejos de casa.

Por otro lado, al aprender alemán te hace aprovechar al máximo el hecho de viajar a países de esta lengua, especialmente en Europa del Este; haciendo que el placer y el disfrute por esa cultura, lugares y ambientes nativos, sea espectacular e inolvidable.

Acceso al conocimiento global y cultural:

En este mundo globalizado, donde la era digital cada día acorta más distancias, resulta imprescindible conocer múltiples idiomas.

Específicamente el alemán tradicional, te brinda acceso inmediato a una excelente calidad en el conocimiento científico y digital, ya que no podrás creer que este idioma resulta ser la segunda lengua más usada en el ciberespacio y además, uno de cada diez libros se imprime y se publica en alemán.

Adicionalmente, si sabes alemán, posees en tus manos la posibilidad de conocer y comunicarte con más de cien millones de personas del planeta y empaparte de sus tradiciones, formas de hacer las cosas, cultura, gastronomía y todo lo relacionado a esta forma de ver el mundo.

Puerta de entrada al conocimiento de las artes:

El alemán es el idioma de grandes artistas en la música, filosofía, literatura, artes… Al conocer el alemán podrás obtener máximo placer y deleite al escuchar y leer obras clásicas famosas en su idioma original de la talla de: Ludwig Van Beethoven, Wolfgang Amadeus Mozart, Johann Sebastian Bach, Friedrich Nietzsche, Karl Marx, Ana Frank, para citar unos pocos de una larga lista.

El alemán como amplificador de capacidad intelectual y mental:

El aprender otra lengua, otorga al alumno una visión o proyección de la vida y los aspectos de ella distintos a los conocidos sólo sabiendo la lengua materna. Permite que la resolución de problema y el enfoque de situaciones, comunes y poco frecuentes, sea resuelto desde otra perspectiva y con una mente más abierta y sabida. Adicionalmente, te adentra al modo de conocer cómo los alemanes realizan las cosas.

 

Entonces, independientemente de si la razón para aprender alemán es personal, laboral, social, sentimental, cultural o de placer… la realidad es que no te arrepentirás de conocer y aprender esta fascinante y hermosa lengua.