Qué mascotas prefieren los brasileros

En el mundo existen muchas personas que no tienen a alguien cercano a su lado para compartir una vida, dicen no sentirse solas porque los acompañan seres más fieles o amorosos: animales de compañía o mejor dicho las mascotas. Tener un animal en casa hoy en día es muy popular, es por ello que nos enfocaremos en las mascotas que prefieren los brasileros.

Este resultado fue determinado a través de mediciones estadísticas, que arrojaron un aumento de adquisición de estos peculiares acompañantes y un descenso en la tenencia de niños en los hogares de Brasil.

 los brasileros

Los brasileros y sus mascotas favoritas. Descubre los datos interesantes sobre la tendencia de tener mascotas en los hogares de Brasil

De acuerdo a lo antes expuesto, el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística demostró que el quinto país más grande del mundo prefiere las mascotas (principalmente los perros) antes que los niños: habiendo 52 millones de estos ejemplares contra 45 millones de niños en hogares brasileros. Esto indica una tendencia que cada vez habrá un lugar en los hogares para estos animales además de los infantes.

El animal que ocupa el segundo lugar es el gato, con más de 22 millones, dominando un 17,7% en los hogares brasileros. Una gran cantidad de estos gatos están ubicados al norte del país con un 22,7% de estos felinos mientras que los perros abundan mucho más al sur, donde se presenta el mayor desarrollo económico (58,6%) mientras que el nordeste están el 36,4% de la población canina.

Hay también un porcentaje considerable de gatos en el noreste con un 23,6%, mientras que el centro y el oeste de esta nación podemos conseguir un 14%.

Con respecto a la clase social de las personas, esta estadística también arrojó que las zonas más pobres o menos favorecidas prefieren los gatos, mientras que las zonas de mayor riqueza se inclinan por los perros.

Hablando en general, en los países más ricos se evidencia que el índice de natalidad disminuye en comparación a la presencia de animales en los hogares,  aumentando considerablemente a través de los años por muchas razones de peso, como es el caso de que las mujeres que trabajan prefieren cada vez más, tener familias menos numerosas, sobre todo por la logística que eso implica al estar fuera de casa.

Al contrario ocurre en los países menos desarrollados, donde la falta de recursos económicos, genera que las mujeres sin educación, contribuyan con el aumento desproporcional del índice de natalidad, en contraposición de lo antes mencionado.

En las familias brasileñas cada vez es mayor el interés por los animales, y es tanta la demostración de afecto hacia las mascotas en Brasil que los políticos están proponiendo leyes que garanticen sus derechos, como por ejemplo la designación áreas para cementerio y oportunidad de ofrecerles de manera gratuita clínicas veterinarias para las familias de menos recursos; también se pretende darles libertad de moverse en los medios de transporte público.

En Brasil los psicólogos resaltan los beneficios terapéuticos que brinda la oportunidad de tener una mascota, en el caso de hijos únicos donde el animal suple la falta de un hermano, en niños con autismo o alguna condición especial, también se considera beneficioso para personas que viven solas, o ancianos para quienes una mascota pasa a ser un motivo de vida y un fiel compañero.

Una importante revista científica, publicó un artículo en el que se compara el amor de los perros hacia sus amos con el de un bebé hacia su madre; siguiendo este mismo estudio, afirman que la convivencia emocional con un animal, al jugar con ella, mirarla a los ojos o simplemente acariciarla produce una fuerte dosis de oxitocina.

La oxitocina o molécula del amor, es una sustancia encargada de construir relaciones saludables y de largo tiempo, presentes en el nacimiento y durante la lactancia; a su vez es la encargada de ofrecer respuestas al miedo y a la ansiedad. Es por ello que el beneficio radica en que la presencia de una animal de copañía ayuda a reducir este sentimiento, haciendo al individuo más abierto ante quienes lo rodean.

En una persona la carga de oxitocina generalmente disminuye con el paso del tiempo en las relaciones amorosas, pero esto no sucede en los animales, porque ellos consideran a su dueño siempre de la misma manera.

Esta es una razón importante para tener una mascota en casa, viéndolo como una compañía que te ofrece fidelidad total, porque para este ser representas la seguridad que brinda el amor de una madre.

Ahora para cerrar y complementar lo aquí expuesto, presento un video del nombre y sonidos de mascotas en portugués: