Reflexiones de autores famosos en francés

Francia es mucho más que el simple romanticismo que encierran sus calles, es hablar de una porción del mundo llena de una riqueza impresionante de cultura. Es vivir las palabras de amor, de reflexión y vivenciales de su gente en breves pensamientos de destacados autores famosos en francés.

Autores famosos y algunas de sus reflexiones en francés

autores famosos

En sus calles empedradas y estrechas se respira el olor de besos y abrazos que hacen del caminar un sublime y sutil paseo por los recuerdos de los que por allí pasaron.

Fue Víctor Hugo, quien siendo uno de los escritores franceses más famosos de todos los tiempos, resumió en estas pocas palabras lo que significa el amor al estilo francés:

“l’amour est de savoir dire Je t’aime sans paroles” (Amar es saber decir te quiero sin hablar).

La mayor felicidad en la vida, es estar convencidos de que nos aman por quien somos, a pesar de lo que somos.

Los ojos solo pueden ver a Dios, a través de las lágrimas.

Jean de la Fontaine, escritor y poeta francés expresa en estas líneas pensamientos asociados con el amor:

Nada puede dominar sobre el amor, y el amor tiene el dominio de todo.

La amistad es como la sombra al atardecer, se engrandece al final de la vida.

Francia no solo se escribe con palabras de amor, también descubre de manera sutil los pensamientos de calle que reflejan la libertad del alma y le dan alas a las letras para decir grandes verdades, resumidas en pocas palabras.

Por ejemplo, Germaine de Staël, escritora e intelectual francesa, expresa al respecto:

Para las mujeres el amor es su vida, pero para un hombre es solo un episodio de su vida.

La habladuría es como el humo que se disipa rápido, pero ennegrece todo lo que toca.

Si somos capaces de conocernos a mostros mismos, difícilmente nos equivocamos sobre nuestro destino.

Joseph Jouber, moralista y ensayista francés, a lo largo de sus obras asienta que:

La razón nos advierte lo que no conviene, solo el corazón muestra lo que debemos hacer.

La dicha de un pueblo depende de la buena dirección de sus gobernantes, por eso, la elección de los mismos amerita una profunda reflexión.

La educación de un niño depende más del ejemplo que tenga, que de las críticas que le hagan.

Para construir el porvenir, hay que respetar el pasado y desconfiar del presente.

Elige por esposa a la mujer que elegirías como amigo si fuese hombre.

El dinero es  bueno como abono, lo malo es que se considere como cosecha.

En estas frases, encontramos la sinceridad como una virtud de gran valor, que caracteriza a quienes la desarrollan por mantener la congruencia en todo momento.

Cuando mostramos realmente “quiénes somos”  y “como somos”, eso le da congruencia a nuestras palabras, es por tal razón que muchas de las frases que aquí citamos describen un sentimiento, un pensamiento o una vivencia del lector.

André Maurois, novelista y ensayista Francés expone:

La sinceridad no es decir todo lo que piensas, es no decir lo contrario a lo que piensas.

Un matrimonio feliz es una larga conversación, que siempre parece demasiado corta.

Un anhelo del alma, si se siente con el corazón está muy cerca de hacerse realidad.

Ser auténtico es un gran desafío en el mundo de hoy, es una búsqueda continua de seguir una línea particular en nuestra vida, que te identifica y te conecta con tu “ser”.

Jean Paul Sartre, filósofo, escritor y dramaturgo francés, por su parte escribe:

Auténtico, es aquel que es responsable por ser lo que es y se declara libre por reconocerlo.

Cada uno es libre de forjar su camino.

El sentido de la felicidad no está en hacer lo que quieres, sino en querer lo que haces.

Para los que confían en Dios todo ocurre para bien.

Y otras frases más de este literato exaltadas en el video que verás a continuación:

Por su parte Chamfort, académico francés escribió:

El día peor gastado es aquel en el que no reíste.

Y la felicidad es vivir agradecidos, por el amanecer, por el anochecer, por tener compañía, es dar sin esperar nada a cambio, es simplemente amar, es vivir cada día sin expectativas, es disfrutar cada momento, viviendo el hoy y el ahora.

Como verás existen un sinfín de escritores franceses famosos que nos muestran lo rica, culta y romántica que puede ser el componente literario.

Por esta razón, resulta ideal aprender francés para leer cada una de sus líneas en su idioma original.