Siguiendo la fabricación del Whisky en Escocia

El Whisky (güisqui en español), es una bebida alcohólica que resulta de la destilación del producto amiláceo de ciertos tipos de granos provenientes de plantas y cereales en estado de fermentación. La palabra proviene del idioma gaélico irlandés “Uisce Beathadh“(agua de vida), país desde donde se piensa que fue introducido a Escocia. En adelante te hablaremos de la interesante historia del Whisky en Escocia.

Whisky en Escocia

Whisky en Escocia. Historia y pormenores de su fabricación

La historia del origen de la producción del whisky escocés data de finales del siglo XV cuando el regente rey de Escocia Jacobo IV, emitió una orden real de entrega de VIII recipientes de malta al fraile John Corr de la abadía Lindores para la elaboración de “Uisge-Beatha”.

Para los siglos XVI y XVII la producción de whisky en Escocia es prácticamente artesanal, los procesos de destilación y fabricación de bebidas alcohólicas incluían la cerveza y el whisky para consumo doméstico y mercado local de cada región.

A partir de 1823 entra en vigencia la ley “The Excise Act” que elimina las medidas de impuestos al proceso de producción y a la división de las regiones (Highlands y Lowlands), el almacenaje y la exportación; lo que induce en la rápida expansión de destilerías en todo el país.

Actualmente en Escocia la elaboración del güisqui está enmarcada dentro de un conjunto de normas y leyes con el fin de garantizar la calidad de la bebida, reputación y denominación de origen, las cuales rigen la regulación para su elaboración y producción en tierras escocesas.

Estas normas dictaminan, entre algunas cosas, que toda etiqueta de esta bebida escocesa debe contener la palabra “Scotch”, si es producida y envasada en Escocia, contemplando un tiempo mínimo de 3 años de añejamiento en barricas de roble, determinándose la madurez del whisky por los años de envejecimiento del producto más joven usado en su fabricación, de ser este proveniente de una mezcla (blend).

 La producción de whisky escocés comprende 5 regiones: Highland, Lowlands, Islay, Speyside y Campbeltown. En ellas encontramos gran variedad de destilerías que producen sus tipos de malta y blend en diferentes variaciones, donde el agua originaria de este país le otorga características especiales al producto que lo hacen poseer calidad de reconocimiento mundial.

La diferencia entre ambos tipos es que en su producción, el primero se elabora a partir de un solo tipo de grano, usualmente cebada malteada y el segundo con una mezcla proveniente de diferentes granos, destilerías y métodos de destilación.

Para nombrar algunas destilerías iniciamos con Campbeltown, la más pequeña región productora de la bebida pura de malta, donde encontramos actualmente solo 3 destilerías incluidas la destilería Springbank, única productora independiente y familiar de toda Escocia.

En dicha destilería encontramos métodos, maquinarias tradicionales y el famoso destilado de “dos tiempos y medio”  para la elaboración del insuperable whisky de malta con su característico aroma de mar y jerez.

Si queremos introducirnos un poco más en el tema de la elaboración del licor de malta, en la región de Speyside encontramos las sedes de la famosa bebida escocesa con tonos suaves y aromas afrutados, frutos secos y ligeramente ahumados. Este paseo debe incluir las destilerías The Glenlivet, Glen Moray, Benromach, la histórica Dallas Dhu, Glen Grant, y Strathisla.

Hacemos un alto en la destilería Glenfiddich en Dufftown, donde debes realizar un paseo especial de medio día que incluye una clase maestra de cata y degustación, así como el poder embotellar tú mismo el preciado líquido directamente de las barricas.

En las Tierras Altas o “Highlands” se ubican las destilerías del norte que producen de sabores malteados, notas de cereal y mucho cuerpo, en contraste con las del sur que elaboran el nectar de malta más suave, seco y afrutado.

En esta región se encuentra la famosa destilería Dalmore, en Alness, cerca de Inverness, la cual elabora el famoso Single Malt Dalmore 62, considerado como uno de los  scotch más valorados y costosos del mundo.

En la pequeña isla de Islay, se elabora el líquido basado en malta expuesta a lluvias marinas, lo que le proporciona su característico toque salado con sabor a algas.

Para culminar lo haremos con las Tierras Bajas “Lowlands”, donde encontrarás las llamadas Lowland Ladies, maltas conocidas por ser suaves, cítricas y florales.

Interesante resulta visitar Escocia en mayo, cuando se celebra el Mes del Whisky en todo el país, y especialmente las destilerías ofrecen eventos, degustaciones y atracciones asociadas al agua de la vida, tal como el del video.