Similitudes entre el español y el alemán

Si te preocupa la dificultad de aprender alemán como segunda lengua, te tengo buenas noticias… el español y el alemán son más parecidos de lo que puedas imaginar.

La ventaja de hablar español hace que puedas llegar a dominar el alemán a pesar de sus variantes en pronunciación, gramática y vocabulario debido a sus marcadas distinciones evolutivas, a pesar de tener el mismo origen como lengua romances. Sin embargo, saber español, facilita un poco el hecho de entender, el significado de algún contexto alemán escrito y hablado.

Español y el alemán y su similaridad en algunas palabras de uso cotidiano

Este artículo resalta la delantera que te otorga el saber español si intentas aprender alemán.

español y el alemán

Al compartir una raíz de lengua romance común del español y el alemán, una porción (aunque pequeña) de la estructura gramatical y vocabulario, facilita un poco el aprendizaje del alemán como segundo idioma.

En general, el apoyo en la lengua materna en el aprendizaje en la segunda lengua es automáticamente trasladado a buscar y encontrar esas similitudes entre ambos idiomas para lograr el acercamiento efectivo hacia la lengua nueva, al aplicar conceptos como la imitación y simplificación.

Además, aquí presentamos algunos otros aspectos compartidos entre estos idiomas:

Alfabeto

El alemán y el español comparten casi la totalidad de las letras de alfabeto, distinguiéndose sólo los sonidos de ellas en cada idioma y en el alemán se presentan algunos sonidos adicionales resultantes de la fusión de algunas letras (vocales).

Esto se debe al origen romance compartido entre estas dos lenguas, independientemente del torno que hayan tomado cada una de sus evoluciones e influencia.

Ahora bien, a pesar de contar con un alfabeto parecido tanto en español como en alemán, las palabras que se forman de él que son de origen germánico, deberán ser estudiadas por los hispanohablantes, ya que no se asemejan a lo que conocen ni usan frecuentemente.

Reglas gramaticales

En el alemán existen pocas reglas específicas de pronunciación (con pocas excepciones), entonces al conocerlas sabremos como construir palabras muy fácilmente. El asunto no es tan sencillo cuando aparecen algunas consonantes juntas, lo cual ocurre cuando se fusionan varias palabras para construir un derivado de ellas.

Deberás tener cuidado, porque la combinación de varias palabras en alemán, no necesariamente poseen un significado preciso en el diccionario alemán.

Género

Otro punto símil entre estos dos idiomas es el género de las palabras. En alemán existen tres: masculino, femenino y neutral. Cada palabra tiene un género particular, así que aprenderlos en un momento determinado, ya hace que avances en este tema fácil y rápidamente.

La forma fácil que brinda este idioma al combinar palabras y creando nuevos conceptos proviene de la filosofía, el cual es un punto importante para aquel que desea aprender este idioma.

Cognados

Las palabras que comparten significado, ortografía y pronunciación entre dos idiomas (cognados), en este caso, el español y el alemán, representan un comodín al momento de aprender ese idioma adicional a la lengua materna. Algunos ejemplos de estas palabras son: taxi, auto, bus…

En este campo de los cognados tenemos los falsos amigos, las cuales son las palabras que poseen escritura y sonido similar entre ambos idiomas pero que su significado es distinto, y constituyen un error frecuente en su empleo al utilizarlas en el idioma que se recién aprende.

La mayoría de las veces, estos falsos cognados en algún momento fueron verdaderos; sin embargo, han perdido esos significados similares a lo largo de la historia y durante el habla común diaria, manteniéndose ese significado coincidente en un habla muy formal o culta.

Dicho lo anterior, estos falsos amigos, por su similitud de sonido y escritura son usados sin distinción y erróneamente, en una lengua y la otra: incurriendo el hablante en un error muy frecuente a la norma estándar del alemán.

Otro punto importante para superar la fama de ver al alemán como una lengua difícil de aprender son estos aspectos que mencionaremos a continuación, donde el aprenderlos y superarlos serán la clave para dominar este idioma:

  • La lectura de los números en alemán.
  • El estudio de los verbos irregulares.
  • Construcción del plural.
  • Declinación de adjetivos, pronombres y sustantivos.
  • Entre las más importantes, lo cual es objeto de otro artículo.

Entonces, el conocer las similitudes entre ambos idiomas no es suficiente para lograr el dominio efectivo de la lengua alemana como idioma complementario. Hay que tener muy en cuenta sus diferencias, practicarlas tanto que se hagan hábitos, con el fin de evitar caer en errores y ligerezas tanto en el habla como al escribir la lengua alemana.