Supersticiones y creencias populares inglesas

Como bien sabemos, las supersticiones y creencias surgen por el miedo a lo desconocido que experimenta un adorador a través del control que ejercen objetos sobre las creencias por algo que resulta ser para él incontrolable; donde pueblos, ciudades y países del mundo no se escapan a esta realidad.

Supersticiones y creencias

Supersticiones y creencias inglesas más populares

Vamos a hablar de las supersticiones y creencias populares inglesas, que a través de los años o mejor dicho desde la edad media o época medieval se popularizaron ciertas cosas que podrían ser utilizadas para bien o para mal, según la suerte.

Si en tus planes está viajar al Reino Unido, no está de más conocer algunas de estas creencias y costumbres que a través de los años han ganado más creyentes y fuerza en esta tierra europea.

La Herradura

En la época medieval la utilización de una herradura era considerado como un amuleto o talismán mágico que se colocaba sobre la puerta y era utilizada principalmente para ahuyentar a las brujas, con el fin de que no pudiesen entrar a la casa, colocándo la herradura orientada con un ángulo específico por arriba de la puerta y sujetada con un clavo de hierro.

Es considerada también de buena suerte para aquella persona que se encontrase alguna. No podía ser ni comprada, ni tampoco regalada porque decían que hallarla era de buen augurio, y para activar la suerte tenías que escupirla y lanzarla por encima del hombro hacia atrás y si lograbas doblar unos de sus clavos haciendo un anillo, podía evitar enfermedades si lo cargabas puesto.

El Gato Negro

Sin duda, en la gran mayoría de los países el gato negro es considerado de mala suerte si pasa delante de la persona, pero para los ingleses es todo lo contrario, es de buena suerte toparse con uno de estos felinos y más aún para los que están casados.

El Número 7

Este número es señal de buena suerte para los habitantes de este país europeo, tanto así que David Beckham tiene el número 7 en su camiseta y el segundo nombre de su hija es Seven.

Los Zapatos

Colocar los zapatos nuevos en la mesa u otro mueble de la casa es sinónimo de desgracia o muerte. Esta superstición viene del siglo XIX en Inglaterra del Norte donde se colocaba esta prenda de vestir en la mesa cuando un minero moría, como la manera que utilizaban para comunicarle a la familia la triste noticia.

El Conejo Blanco

Si deseas que el mes comience con buena suerte, antes de pronunciar la primera palabra del día, tendrás que pronunciar las palabras “conejos blancos, conejos blancos, conejos blancos” o “bunny, bunny, whiterabbit”, pero deberás evocar estas palabras en privado.

La Sombrilla o Paraguas

Abrir un paragua o sombrilla dentro de una casa, atrae desgracia y mala suerte para la persona quien lo abra así como a la familia que está visitando. Se presume que dicha creencia viene de Egipto cuando se utilizaba una sombrilla para recubrirse del inclemente sol, por lo que abrir una de ellas bajo techo era un desprecio al dios del sol.

Las Urracas

Según el número de urracas que observes al volar puede ser de mala o de buena suerte. Por ejemplo si ves una significa que es de mala suerte o trae tristeza, si ves dos o más serás afortunado o te sentirás alegre.

Decir Bless you (Salud)

Si quieres alargarle la vida a quien estornuda, no olvides decir salud o Bless you. Esto viene del siglo XVI que significaba posible contagio o síntomas por las plagas que azotaba a la comunidad en aquel momento y decir estas palabras mágicas aportan suerte para no contagiarse.

Otras supersticiones muy conocidas para los ingleses son:

  • Guardar una porción de cabello del bebé en su primer corte trae buena suerte, así como también
  • cruzar los dedos,
  • tocar madera para impedir que suceda algo malo,
  • atrapar en otoño varias hojas volando al mismo tiempo,
  • guardar dinero en los bolsillos de ropa nueva y
  • cortase el cabello cuando la luna está creciente.

Aquí un video muy ilustrativo en inglés sobre este tema:

Cuando estés en este país no olvides tener presente estas creencias con el fin de estar preparado y no cometas ninguna imprudencia delante de algún nativo, porque muchos de ellos son asiduos fervientes de ellas.