Todo acerca del germanismo

Para hablar de este tema es preciso que iniciemos definiendo este concepto. Se entiende por germanismo todo aquel vocablo o expresión lingüística que procede de las antiguas lenguas germánicas.

germanismo

Germanismo, una expresión o una tendencia. Descubre todo sobre este fascinante término

El español, aunque te parezca sorprendente y a veces hasta increíble, ha adoptado algunas palabras y expresiones que descienden de las antiguas lenguas alemanas o germánicas, no sólo aquellas que no poseen traducción al español y son típicas del alemán, por ejemplo (Gestapo, Frankfurt,  Bundesliga, blitzkrieg, Edelweiss, Reichstag , Führer, Luftwaffe, Putsch, ) sino otras que nunca hubieses imaginado.

También puede darse el exotismo que se refiere a las palabras que representan elementos, personas, animales, instituciones, lugares o cosas no presentes en la lengua que las adopta.

Por su parte, el xenismo está referido a las palabras que reflejan una realidad propia de la cultura extranjera.

Por ahora nos enfocaremos en el germanismo adoptado en nuestro idioma se produjo en las invasiones bárbaras, que se llevaron a cabo desde Europa Central hasta el área peninsular desde las lenguas góticas y nos hace emplear palaras y expresiones provenientes de raíces germánicas.

Algunos piensan que  este arte o movimiento constituye la admiración o tendencia hacia las cosas germanas o germánicas. Lo cierto es que denotan una transculturización interesante que nos lleva a comprobar cada día más la teoría de la globalización desde tiempos antiguos.

A continuación nombramos las palabras más comunes usadas en castellano de origen alemán:

Agasajar
Albergue
Arpa
Aspa
Bandera
Bandido
Bigote (quizá del alemán bei Gott, por Dios)
Blanco (del germánico blank; es cognado del inglés black, ‘negro’), que significa “vacío”
Blindar
Blitzkrieg (guerra relámpago)
Blocao (del alemán blockhaus, fortín de madera transportable)
Bosque (del germánico busk; es cognado del inglés bush, ‘arbusto’)
Botín
Bratwurst (salchichas y embutidos varios)
Bregar (del gótico brikan)
Brindis (del alemán bring dir, ‘yo te lo ofrezco’)
Bundesliga (liga deportiva alemana)
Chambergo
Chucrut (del alemán sauerkraut, literalmente ‘col agria’ o “col salada”)
Cobalto (del alemán kobalt)
Cofia
Cuarzo (del alemán quarz)
Dardo
Delicatessen (del alemán delikatessen, literalmente ‘comida delicada’).
Edelweiss (planta alpina)
Escanciar (del gótico skankjan)
Espía (del gótico spaíha)
Espuela (del ant. espuera, y este del gótico *spaúra); es cognado del nórdico spori y del alemán antiguo sporo)
Estribo
Falda
Feldespato (del alemán feldspat)
Fresco (del germánico frisk)
Führer (líder nazi)
Galardón
Ganar
Gestapo (fuerza policial nazi)
Guadaña
Guardar
Guardia
Guarecer
Guerra (del germánico *werra, pelea, discordia; del alemán antiguo wërra; del neerlandés medio warre)
Jabón
Kindergarten (de kindergarten, literalmente ‘jardín para niños’)
Kuchen (pasteles)
Leitmotiv (de leit-motiv, literalmente ‘motivo [musical] que dirige’)
LSD (de Lyserg Säure Diethylamid, dite lamida de ácido lisérgico)
Luftwaffe (fuerza aérea alemana)
Níquel (de Nickel)
Obús (de haubitze)
Orgullo
Putsch (golpe de Estado)
Reichstag (parlamento alemán)
Rico (del gótico reiks)
Riqueza
Robar
Ropa
Rueca (del germánico rokko)
Schnaps (bebida alcohólica)
Talar
Tejón
Toalla
Trincar
Ufano
Yelmo (del germánico *hĕlm; es cognado del alto alemán antiguo hëlm y del inglés antiguo hëlm).
Zepelín (llamado así por el creador de los dirigibles rígidos: Ferdinand Graf von Zeppelin).

Es preciso destacar que algunos de estos conceptos aún no han sido admitidos aceptados por la Real Academia Española, sin embargo son usados con frecuencia en el habla y escritura bien sea para completar un vacío semántico existente o como expresiones alternativas del idioma destino con respecto a la original.

Estos pueden mantener la escritura y pronunciación original, al cual se le denotan como barbarismos, o pueden adaptarse a la lengua que los acoge.

Un poco de historia detrás del germanismo en el castellano

Las lenguas germanas iniciaron su influencia en la Edad Media por medio del dominio visigótico, ya que pronto (alrededor del siglo VII) la sociedad se encuentra en plena descomposición, donde abandonaron su idioma y adoptaron el romano. Luego se acentúa su influencia a través del latín coloquial hablado en el Imperio Romano gracias al continuo contacto entre las naciones romanas y germánicas, tanto en tiempos de paz como de guerra. Por esta razón, la gran parte de los germanismos presentes en el español introducidos en la época romana son comunes y están presentes en otras lenguas romances.

Durante los siglos XIX y XX fue otro tiempo en el que se introdujeron estas palabras o expresiones, ya que allí la lengua alemana tuvo bastante influencia en las áreas científica y cultural en Europa.

Actualmente la influencia principal del alemán en el español consiste en haber estimulado copias o reproducciones semánticas como voluntad de poder (Wille zur Macht), visión del mundo o cosmovisión (Weltanschauung), espacio vital (Lebensraum), unidad de destino (Schicksalsgemeinschaft),  vivencia (Erlebnis), y muchos otros particulares de la terminología filosófica o asociados a lo científico.

 

Esperamos que este tema haya sido de tu interés y agrado.