Todo lo que necesitas saber sobre la cortesía y buenos modales en portugués

Una de las cosas que debes cuidar al momento de viajar son los buenos modales y las normas de cortesía, esto seguro que los lugareños te lo agradecerán y valorarán mucho, por supuesto que no importa dónde te encuentres siempre va a ser de suma importancia tratar a las demás personas con respeto y mantener la cortesía y buenos modales.

la cortesía y buenos modales

La cortesía y buenos modales. Frases y expresiones en portugués relacionadas con los modales y la buena educación

Si viajarás a algún país de habla portuguesa, definitivamente una de las primeras clases que debes tomar está relacionada con las palabras y expresiones sobre el saludo, la manera de agradecer y otros términos sobre cortesía y buenos modales, así que practica el siguiente listado:

Portugués Español
Com licença. Con permiso.
Por favor. Por favor.
Muito Obrigado (Solamente hombres pueden decir esto).

Muito Obrigada (Solamente mujeres pueden decir esto).

Muchas Gracias.

 

De nada. De nada.
Não há de que. No hay de qué.
Parabéns. Enhorabuena.
Perdão (desculpas). Perdón.
Muito obrigado senhora!

Desculpa.

Disculpa.

 

Felicidades. Felicidad.
Boa apetite. Buen apetito.
Boa viagem. Buen viaje.
Boa sorte. Buena suerte.
Feliz aniversário. Feliz cumpleaños.
Muito gentil. Muy amable.

Los países de habla portuguesa más visitados son Brasil y Portugal, así que nos enfocaremos en ellos para darte algunas peculiaridades relacionadas a sus modales y buena educación.

Brasil

Este país se caracteriza por ser multicultural, debido a la gran cantidad de corrientes migratorias que arropa, así que es posible que encuentres una gran similaridad en cuanto a modales y buenas costumbres; sin embargo, una de las características que posee la gente de este país es su efusividad, así que no te sorprendas si los brasileños te reciben con gran emoción, esto forma parte de la personalidad de los nativos.

Los brasileños le dan elevada importancia a las relaciones personales, así que actualmente es muy común encontrarse con desayunos organizados antes del inicio de la jornada laboral, almuerzos de negocios y fiestas en clubes sociales.

Con relación a la relevancia que le otorgan a estos eventos, es importante que no llegues tarde a un almuerzo al cual has sido invitado porque sino será catalogado como irrespetuoso. Sobre este tema es imprescindible que sepas que los almuerzos en Brasil se realizan de una a tres de la tarde.

Dicho de otro modo, a cualquier reunión que seas invitado, es importante que seas puntual, ya que tanto en este país como en cualquier parte del mundo es de mala educación hacer esperar a las personas; sin embargo, debido a que los brasileños son tan relajados, no les importará que llegues hasta 15 minutos tarde.

Si deseas ser cortés en un restaurante puedes dejar una propina al mesero que no sea inferior al 5% de la cuenta, aunque ya esta se encuentra incluida en la factura de consumo, ya que de lo contrario significará que no se esmeró lo suficiente en atenderte al comer.

A la hora de la comida bajo ningún motivo toques los alimentos con las manos, los lugareños acostumbran a picar incluso las frutas, así que tocarlos con los dedos sería de mala educación, así mismo evita cortar los alimento con el tenedor, siempre utiliza el cuchillo.

Por último si eres invitado al hogar de un brasileño ten presente que esto es todo un honor, pues no es común que los nativos hagan invitaciones a sus hogares, así que siéntete alagado.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que es costumbre al momento de saludarse y despedirse estrechar la mano.

Portugal

En Portugal también existen normas de buena educación relacionadas con el saludo, ver a la persona que te habla o te escucha, dar las gracias, entre otros, pero por supuesto que cada país le da su toque distintivo. Esta distinción está ligada directamente a la historia, cultura y personalidad de sus habitantes.

Sobre los portugueses podemos decir que son personas bastante reservadas y calladas, sin embargo son muy educados y trabajadores: una de las peculiaridades más marcadas en los modales y educación de este país giran en torno a la mesa, siendo una de ellas que aunque para muchas partes del mundo sea común colocar una salero y pimentero en la mesa cuando se está comiendo, en Portugal esto es de muy mala educación.

El colocar sal y/o pimienta en una comida luego de servirla y probarla es lo mismo que decir que la preparación no tiene buen gusto ni sazón.