Tradiciones alrededor del chocolate italiano

Ante todo, es importante comentar, que el chocolate se logra de la manipulación de la semilla del fruto del cacao para obtener una masa y la manteca de cacao: los cuales son fundamentales que suelen mezclarse con  azúcar y/u otros productos como la leche, para darle la consistencia y el sabor deseado.

Chocolate italiano, algunas curiosidades que debes conocer de él

Chocolate

Particularmente, Italia se ha convertido desde hace muchos años en un país de fanáticos entusiastas por el chocolate, el cual es utilizado en sus diversas presentaciones y calidades para la elaboración de postres, bebidas, pastelería, platos culinarios, productos para masajes, tratamientos de belleza y hasta en la alta costura como base para la confección de ropa en desfiles de moda impactantes y extravagantes.

El chocolate italiano forma parte de una cultura muy arraigada en diversas zonas y ciudades de este país. Desde el norte hasta el sur de Italia, encontramos diversas exposiciones, eventos y ferias anuales que promocionan e invitan a turistas y locales a degustar de este riquísimo producto, conocido por muchos como el elixir de los dioses.

En la increíble ciudad de Turín (Torino) rodeada por los Alpes y el rio Po, encontramos una tradición chocolatera que data del siglo XVI, iniciada con la presentación de una bebida caliente a base de chocolate en conmemoración de Turín, como nueva capital ducal de Chambéry, dando paso a la evolución y fama del Bicerin a partir del siglo XVII, denominación de deliciosa bebida caliente compuesta por café, cacao y crema de leche.

Durante el mes de marzo en Turín, la Plaza de Vittorio se llena de fiesta para celebrar la famosa feria del chocolate italiano o “Cioccola-tó”, donde se presentan las grandes empresas insignias de Piamonte en la elaboración del chocolate y productores artesanales en muchísimas variedades, incluyendo famosos bombones cortados a mano como el Gianduiotto, el Boero  y el Cremino entre otros.

El chocolate italiano es muy conocido aparte de por sus bombones, por una crema de chocolate muy especial, elaborada por primera vez en la ciudad de Turín por el maestro pastelero Pietro Ferrero en 1946 y la cual se conoce y comercializa mundialmente hoy en día como Nutella.

Otra de las ciudades insignias con respecto al tema del chocolate italiano es Perugia, ubicada en el centro de la península itálica y conocida en el mundo y por los amantes del chocolate por el famoso bombón “Baci”, elaborado con avellanas cubiertas de chocolate y envuelto con una nota de amor a manera de galleta de la fortuna.

También es famosa esta ciudad de Perugia, porque cada año desde 1993 durante el mes de octubre, se celebra el festival del chocolate “EuroChocolate”, evento de gran atractivo turístico que cautiva a más de un millón de visitantes dispuestos a degustar las creativas variedades de los fabricantes artesanales e industriales más importantes de Italia y del mundo.

A través de las calles Corso Vannucci, Via Mazzini, Via Fani y en los alrededores de las plazas Italia, della Repubblica, y Piazza IV Novembre, se pueden encontrar importantes demostraciones de arreglos y esculturas a base de chocolates que adornan a Perugia durante la celebración de este festival.

En Italia las tradiciones alrededor del chocolate se celebran durante todo el año: en el mes de enero, específicamente en la noche del 5 previo a la epifanía, nos encontramos con la llegada de la Befana, una figura popular folklórica con apariencia de bruja, que reparte chocolates y regalos a los niños. La costumbre es dejar calcetines colgados en las chimeneas para que el personaje descienda y coloque los chocolates.

Ligada a estas fiestas, encontramos la famosa tradición de los huevos de pascua, la cual tiene ocasión en la semana de Resurrección de Jesús muy arraigada en Italia. Dicha costumbre es alucinante por el despliegue de grandes cantidades de huevos de chocolates decorados, con sus envoltorios de brillantes colores, de todos los tamaños y alusivos a diferentes temas.

En ciudades como Nápoles, los artesanos adornan los huevos de pascua de chocolate con accesorios de oro y plata. Tal es la afición de los italianos por estos huevos de pascua, que anualmente se incrementa su comercialización y su volumen de ventas también, llegando a estar por encima de los 30 millones para los años 2015 y 2016.

Entonces, ¿qué esperas para viajar a Italia y entrar en esta deliciosa tradición por el chocolate?