Todo lo que debes saber para Viajar a Río de Janeiro con poco presupuesto

Viajar a Río de Janeiro es una de los destinos más aclamados en el mundo, la popularidad de Brasil es incuestionable, el fútbol y el carnaval son los emblemas más importantes que han dado a conocer este país a nivel mundial, pero además su gente, su gastronomía, su música y su gente hacen de este país un destino predilecto para unos días de relax y diversión. Si tienes pensado, viajar a Río de Janeiro con poco presupuesto, te traemos algunos consejos que te ayudarán a aprovechar y disfrutar al máximo esta maravillosa ciudad gastando lo menos posible.

Viajar a Río de Janeiro

Viajar a Río de Janeiro con poco presupuesto, consejos claves para ahorrar al máximo

Aunque se piensa que Brasil es una de las ciudades más caras de Sudamérica, en realidad guarda similaridad en cuanto a precios con algunos países vecinos como Colombia. Definitivamente viajar en temporada baja es la mejor estrategia para conseguir los mejores precios, especialmente en cuanto a alojamiento. De hecho en este sentido no se nota una marcada diferencia en los precios entre las posadas y un hotel, pues al igual que hay posadas “pousada” muy básicas también las hay de alto lujo, y esto mismo ocurre con los hoteles. El couchsurfing es considerada una buena forma para conocer a la gente local y pasar una estancia de una forma diferente y además  termina siendo una buena manera de ahorrar.

En cuanto a la comida, los supermercados son considerablemente costosos en comparación, a los llamados “platos ejecutivos“, que normalmente incluyen carne, arroz o pasta, judías y ensalada y su precio se puede conseguir alrededor de unos R$8 (que equivalen a unos 2.5€/3.5US$). Si quieres algo más elaborado, entonces debes estar dispuesto a pagar más.

La ciudad dispone de muchos restaurantes de kilo (con diferentes tipos de comida y calidad), estos lugares son una buena opción para pagar lo justo, recuerda siempre preguntar el precio del kilo. Otra opción son los restaurantes tipo buffet libre que por un precio un tanto mayor puedes comer lo que quieras, no obstante ten presente que el postre no suele estar incluido en el precio pagado por el plato.

La comida callejera es una opción rica y barata pero bueno no es precisamente la más nutritiva. Los pasteis, que son como empanadillas de carne, de pollo, de queso, de jamón y queso son realmente deliciosos  especialmente cuando están recién hechos, los puedes encontrar en ferias y mercados populares y su precio es el más accesible.

El transporte es costoso en Brasil, sobre todo porque las distancias son muy grandes. El autobús es el medio más común, accesible y extendido para moverse en la ciudad y viajar. La ciudad cuenta con red extensa de autobuses, que son más económicos que tomar un vuelo si piensas viajar a otra ciudad.

El transporte urbano oscila entre los R$2,40 y R$3,00, pero es la mejor opción que usar

Taxis, que son mucho  más costosos. Los autobuses te pueden llevar a casi cualquier rincón de la ciudad, solo debes familiarizarte con sus trayectos. El metro es otra alternativa de bajo costo y seguro y también te permite llegar a los principales puntos de la ciudad.

Y en relación a las comunicaciones, el wifi gratuito no suele estar disponible en lugares públicos pero sí en lugares privados como hoteles y centros comerciales. Para mantenerse comunicado se recomienda comprar una tarjeta de móvil prepago y aprovechar las buenas tarifas de los  SMS e Internet en el móvil.

Si quieres conseguir un vuelo barato hacia Río o de Río hacia otra ciudad, la regla básica es intentar escoger viajar en temporada baja y además comprarlo con bastante antelación. Para los meses que van desde Diciembre a Carnaval y Julio-Agosto  son catalogados de temporada alta así que no solo será más difícil conseguir los vuelos y el hospedaje sino también más costoso.

En general, las tarjetas de crédito como medio de pago es aceptado en todos los hoteles, supermercados, y diversos establecimientos comerciales de la ciudad de Río y  en todo el país. Solo recuerda que en restaurantes donde se ofrecen platos ejecutivos no suelen aceptar esta forma de pago.

Por ultimo ten presente para viajar a Río de Janeiro que el sistema financiero del país es relativamente estable, y se puede sacar dinero en los bancos locales, no obstante algunos bancos no permiten efectuar retiros de tarjetas extranjeras, así que debes tomar tus previsiones en este sentido.