Conoce el misterio detrás de la ciudad fantasma italiana

La  hermosa Pompeya que  antes del año 79 d.C fue una de las ciudades que pertenecía a la  creciente  y antigua Roma, hoy en día es conocida como La ciudad fantasma italiana y esconde en lo que quedo de sus paredes y edificios uno de los más desoladores pasajes del mundo, con una enigmática atracción turística.

Esta épica ciudad fue construida en la llamada edad de bronce, en uno de los lugares más privilegiados por el clima y lo fructífera de su tierra para las actividades agrícolas en Italia. Lo que lamentablemente desconocían los habitantes de la época, es que hacían las bases de esta ciudad a las cercanías de una montaña que era un volcán activo.

Esta ciudad no pudo soportar la gran erupción del Monte Vesubio en el año 79 d.C y lamentablemente quedo sepultada de forma repentina, lo que es innegable es lo conservada que se encuentra a pesar de los 2000 años que han transcurrido.

La ciudad fantasma italiana que se quedó congelada en el tiempo

La ciudad fantasma italiana

Al caminar en las calles de Pompeya  se puede sentir como un viaje al pasado, es un lugar que por instantes te permite ver los objetos, arquitectura y forma de vida de los habitantes de esa época romana de tanto auge social y cultural.

La historia cuenta que la ciudad fue instaurada en el siglo VII a.C, y llego a convertirse en una de las ciudades más adinerada de la época, una localidad de gran valor sobre todo en arquitectura, con grandes monumentos y palacios.

Se dice que el primer mal augurio que antecedió la tragedia que estaba por ocurrir en Pompeya, ocurrió en el año 62 a.C,  cuando se vio sacudida de forma repentina por un gran terremoto que dejo la ciudad devastada.

 Antes de la gran y devastadora explosión del Monte Vesubio, hubieron grandes señales de no fueron valoradas como tal, entre estas estaban pequeños y frecuentes temblores a los cuales la población  poco a poco se fue acostumbrando y fenómenos  ambientales como la muerte repentina de animales terrestres y de peces.

La historia italiana cuenta que simplemente una mañana de Agosto del año 79 a.C, de forma inesperada el monte Vesubio realizo una increíble explosión  que envió una nube de cenizas y rocas rodeadas de gases volcánicos que logro alcanzar la ciudad de Pompeya y sus alrededores ubicados a unas 5 millas de las faldas del volcán.

Es estimada que para la fecha entre los habitantes de la ciudad y sus alrededores eran unos aproximados 20.000 habitantes, que repentinamente quedaron envueltos en una nube densa de polvo de cenizas, escombros y oscuridad. Estimándose que el  potente volcán permaneció en erupción por 2 días continuos.

La ciudad fantasma actualmente

Pompeya actualmente  es uno de los Monumentos turísticos italianos más  famoso y visitados. Constituye un terreno extenso con gran cantidad de ruinas de edificaciones típicas de la época, a través de las cuales se ha podido deducir que realmente la ciudad era privilegiada desde el aspecto económico. Contaba con casas lujosas  y arquitectura elegante.

Debido a su gran valor arquitectónico y arqueológico la ciudad a partir de los siglos XIX y XX, ha sido ampliamente excavada  lo que ha permitido a la sociedad actual conocer un poco más sobre la vida de la sociedad romana de la época. Se dice que han sido desenterradas de bajo las cenizas y rocas volcánicas más de 45 hectáreas de terreno en Pompeya.

Los arqueólogos expertos sostienen que la ciudad es uno de las joyas arqueologías de todas las épocas y que aunque fue devastadora la erupción, gracias a estas toneladas de ceniza se logró conservar de forma impresionante edificaciones, interiores de los hogares, calles, artesanías e incluso cuerpos humanos han sido encontrados en excelentes condiciones.

La ciudad ofrece vistas inigualables, además de un par de experiencias un tanto escalofriantes, ya que en algunas de las paredes se pueden observar figuras humanas que quedaron adheridas producto de la explosión.

Desde la ciudad de Roma se puede llegar a Pompeya  tomando el tren en Termini con destino a Nápoles,  y luego tomando la línea Circumvesuviana hasta Pompeya. El tiempo de viaje seria unas 2 a 3 horas aproximadamente. La otra opción es alquilar un coche y realizar el trayecto en carretera. ¡No te lo puedes perder!

Open chat
Bienvenido a Universal de Idiomas.
Si necesita información sobre nuestros cursos en línea, no dude en contactarnos.
Estamos para servirle