Importancia de los fundamentos gramaticales del portugués

Actualmente aprender portugués aporta una ventaja comparativa que bien destacará tu perfil laboral y otros beneficios que bien vale la pena considerar al momento de aprender de manera formal este idioma. Al tener un desempeño sobresaliente al hablar portugués sin duda te podrás desmarcar de aquellos que solo hablan inglés y español, pero para esto es fundamental dominar la gramática del idioma y no aprender  de forma aislada algunas palabras. A continuación conocerás la importancia de los fundamentos gramaticales del portugués por medio de este interesante análisis.

Fundamentos gramaticales

Fundamentos gramaticales del portugués y su valor para el aprendizaje

El portugués, al  igual que el 42% de las lenguas del mundo es un idioma “SVO” es decir, se basa en construir buena parte de  las frases siguiendo el orden específico: sujeto-verbo-objeto. Seguramente te suena familiar esa estructura  ya que también el español y el francés la utilizan, pero también como en otras lenguas romances, tiene una construcción pasiva impersonal, con el complemento agente reemplazado por un pronombre indefinido.

La frase en portugués:

“Eu tenho 37 anhos”   se traduce por “(Yo) tengo 33 años”.

Se observa  la construcción gramatical se basa en un pronombre personal, seguido del sujeto, el verbo, y el complemento.

Es entonces indiscutible que si quieres desenvolverte con soltura en un país de habla portuguesa, debes dominar los fundamentos gramaticales ya que es, a fin de cuentas la base que te conllevará a un aprendizaje efectivo de este idioma. Afortunadamente gracias a  las similitudes de nuestro idioma con el portugués podemos ser capaces de, a partir de frases sencillas y con un vocabulario básico, efectuar construcciones básicas y complejas, pero para ello deberás memorizar los pronombres personales, los pronombres posesivos, las preposiciones, los adjetivos y los verbos más utilizados.

Se debe tener cuidado con confiarse con la gran similaridad de la gramática española con la gramática del portugués, ya que no se trata de idiomas idénticos, ni mucho menos.  Una de las características de la lengua de Camões es que pese a ser una lengua latina, el portugués es bien peculiar porque utiliza el futuro de subjuntivo, que permite expresar condiciones hipotéticas futuras. Este es un tiempo que también existe en español, pero no es muy frecuente en otros idiomas.

Como sabemos, aprender un idioma implica siempre poner nuestro sistema cognitivo a prueba, pero nosotros los hispanoparlantes nos resulta más sencillo que aprender chino, árabe o japonés ya que las raíces en común con nuestro idioma nos facilitarán mucho el proceso. Como las frases empiezan por el sujeto, es entonces un aspecto esencial y básico para hablar, en portugués, los pronombres son los mismos que en español:

Yo, Tú, Él, Ella, Nosotros, Vosotros, Ellos, Usted, Ustedes

Yo: Eu,

Tú: Tu,

Él/Ella: Ele, Ela,

Nosotros: Nós,

Vosotros: Vós,

Ellos/Ellas: Eles, elas.

Usted/Ustedes: você/vocês.

Debes tener en cuenta que, dado que el verbo concuerda con el sujeto, no siempre se utiliza el pronombre de manera explícita (como en nuestra lengua).

Los pronombres posesivos concuerdan en género y en número, salvo por la primera persona del plural en femenino:

Mi, mis (masculino/femenino): Meu, minha, meus, minhas,

Tu, tus (masculino/femenino): teu, tua, teus, tuas,

Su, sus (masculino/femenino) : seu, sua, seus, suas,

Nuestro/a, nuestros/as: nosso, nossa, nossos, nossas,

Vuestro/a, vuestros/as: vosso, vossa, vossos, vossas,

Suyo/a, suyos/as: seu, sua, seus, suas.

Y los artículos indefinidos (un, uno, una, unas, unos)?

En portugués, se utilizan cuatro: um (un/uno), uma (una), uns (unos, masculino), umas (unas, femenino).

Por otro lado, tenemos los artículos definidos:

Le: o,

La: a,

Les (masculino): os,

Les (feminino): as.

Por ejemplo, si quieres decir: “el libro, los libros”, “la casa, las casas”, se utiliza:

 o livro, os livros, a casa, as casas.

Sobre los adjetivos, a manera general debes saber que tienen género, por lo que debes aprender a diferenciar entre masculino y femenino, pero además existen adjetivos biformes, que son aquellos que poseen las dos formas.

Toma en cuenta que los adjetivos en portugués deben ser ajustados al sustantivo (si es femenino o masculino), como por ejemplo: “o casaco bonito – la chaqueta bonita / os casacos bonitos – las chaquetas bonitas.

Y cuando  vas a formar el plural de alguna palabra guíate por las mismas reglas que rigen a los sustantivos.

Como regla general el adjetivo en el portugués se coloca delante de la palabra a la cual se refiere, como por ejemplo: a boa idea – la buena idea.

En cuanto a los verbos, estos son altamente flexivos: existen tres tiempos (pasado, presente, futuro), tres modos (indicativo, subjuntivo, imperativo), tres aspectos (perfecto, imperfecto, y progresivo), dos voces (activa y pasiva), y un infinitivo flexivo.

La mayor parte de los tiempos perfectos e imperfectos son sintéticos, en total 11 paradigmas conjugacionales, mientras que todos los tiempos progresivos y construcciones pasivas son perifrásis.