Tips claves para ayudarte a pensar en inglés

Siempre se ha dicho que alguien es verdaderamente bilingüe cuando es capaz de pensar en inglés (o en cualquier otro idioma).  Pensar en inglés es una de las fases más avanzadas del aprendizaje como lo es pronunciar en inglés correctamente. En definitiva es la prueba de que se ha asimilado el idioma hasta el punto de que la persona es capaz de expresarse y reflexionar en dicha lengua. Pero la pregunta del millón de dólares, ¿Cómo se logra? Hoy te hablaremos de este interesante tema en este post de colección.

pensar en inglés

Pensar en inglés, trucos y consejos para lograrlo

El debate sobre cómo conseguir dejar de pensar en español y pensar en inglés efectivamente es  amplio y polémico. Este es el nivel que todo estudiante desea alcanzar, pensar directamente en inglés, conseguir reflexionar en el idioma que se está aprendiendo, es producto de haber alcanzado un estado avanzado en el aprendizaje de dicha lengua. Es una nueva etapa que te permite además, continuar perfeccionando el idioma. Pensar en inglés tiene muchas ventajas entre ellas nos permite ganar en fluidez a momento de hablar ya que  las palabras fluyen directamente en inglés sin necesidad de traducirlas, y así evitar cometer los clásicos errores al hacer la traducción literal de una frase en español  por ejemplo.

Para conseguir pensar en inglés te presentamos en 5 trucos o consejos que te ayudarán a alcanzar esta meta

1. Inmersión en la lengua

El hecho de escuchar constantemente el idioma te ayuda a asimilarlo, y poco a poco, a pensar en esta lengua, por eso viajar a un país anglófono es sumergirse en los sonidos, entonaciones y ritmo de la lengua inglesa.

Pero si no tienes posibilidad de salir al extranjero puedes recrear esta inmersión sin necesidad de desplazarte, viendo películas en inglés, series en inglés, escuchando música, haciendo intercambio de idiomas con un nativo o un profesor de inglés o siguiendo las noticias, después de todo esto y con mucha practica y constancia tu cerebro comenzará entonces a asimilar e interpretar el inglés.

Para lograr ese nivel de forma progresiva, puedes combinar  el aprendizaje activo de la lengua, al aprendizaje pasivo: es decir, puedes aprender vocabulario y frases en inglés, y a la vez sumergirte en la lengua inglesa a través de la tele, la radio o la prensa extranjera.

2. Entender la lógica de la lengua inglesa

Comprender la lógica de una lengua, quiere decir entender cómo está construida y esto es vital para asimilar el idioma. Cuando se trata de aprender inglés, el objetivo no es solo aprender su vocabulario, conjugación o reglas gramaticales, también es importante aprender su construcción, su estructura. Al lograr una mejor comprensión de la lengua podrás utilizarla mejor y de forma más fluida, sin  necesidad de tener que traducir del español al inglés.

Puedes comenzar por aprender lo que se conoce como meta lengua. La meta lengua está formada por las palabras y símbolos que sirven para hablar un idioma. Algunos de los ejemplos más conocidos pueden ser éstos: «noun» para el nombre, o «verb» para los verbos. Estas meta lenguas son útiles para comprender una lengua y para aprender a pensar en inglés. Aprender que  beef es un sustantivo y cook es un verbo aunque puede parecer un poco tonto es muy útil para aprender la construcción de las frases (y eso ya es un primer paso para aprender a pensar en inglés) . Un último consejo: haz muchos ejercicios de estructuración de frases y verás que finalmente lo podrás hacer de forma automática sin necesidad de pensar en cómo se hacen.

3. Aprender el vocabulario contextualizado

Al descubrir una nueva palabra, debes evitar aprenderla de forma aislada, es este sentido es preferible captar todo su significado en una oración ya construida. Por ejemplo, evitar aprender: beef = buey» sino que sería más adecuado: «Beef is the culinary name for meta. Asociar el vocabulario a un ejemplo dentro de una frase resultará mucho más util y te permitirá saber el tipo de palabra de que se trata, (metalenguaje), la estructura de la frase y el propio nombre, en un contexto ya dado. Así será más fácil volverlo a sacar durante una conversación.

4. Pensar como un niño

Para aprender su lengua nativa, los niños repiten los sonidos y entonaciones que escuchan en una frase. Entonces ¡es hora de volver a pensar como un niño! Recuerda que si al principio la pronunciación no es perfecta, o si tienes alguna duda sobre la forma correcta de conjugar o emplear las reglas gramaticales, recuerda que la idea es repetir, repetir y repetir: ejercitarte repitiendo los sonidos, lo ritmos y las entonaciones de la lengua inglesa que escuchas en la tele, en la radio o en la calle.

Puedes, por ejemplo, ver vídeos en inglés, e imitar todos los sonidos, los gestos y la mímica facial de las personas que hablan (la forma en la que mueven sus labios para comunicar). Así será más fácil pensar directamente en la pronunciación inglesa, en el ritmo o en los sonidos.

5. Escribir todo lo que oigas

Como continuación de la etapa anterior, después puedes escribir todas las palabras o incluso los sonidos que hayas escuchado durante el día. Todas las palabras que hayas retenido, repetido o entendido, y también las que no hayas comprendido. Puedes escribirlas de forma fonética, con indicaciones sobre el contexto (para saber cuando y en qué conversaciones volver a utilizarlas). También puedes buscar su definición en un diccionario o intentar comprender su significado en función del contexto en el que aparecían.

Escribir los sonidos o palabras que escuches, te ayudará después a integrarlas más fácilmente y a memorizarlas después de revisarlas, en caso necesario. Una vez más, el hecho de que esas palabras apuntadas estén en inglés te permitirá no tener que pensar en su traducción (español a inglés), en el momento de utilizarlas en una frase.

Ya estas listo para poner en prácticos estos trucos para aprender a pensar en inglés?

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *